09/11/15 ¡Nos vamos a Konglor!

Hoy sí. Samuel se encuentra mejor, así que madrugamos un poco, hacemos la mochila y nos vamos a la estación de autobuses a la que fuimos hace dos días.

Cogemos uno por 3000 kip cada uno, que nos lleva a la estación sur de autobuses, donde compramos los billetes a Konglor.

12255257_10153726768134269_2077776401_o

Cada billete nos sale a 80000 kip (casi 10€) y sale a las 10H, todavía hay que esperar una hora, así que grabamos algunas cosas, compramos algo para el viaje y damos vueltas.

Antes de salir de la estación, vi un hombre con un carrito de frutas y frutos secos, y vi uno que no había visto nunca.

Era verde, como una judía con esferas gordotas. Me dijo que se llamaba Makham y me dio a probar una. ¿¡En qué hora!?

En serio, no entiendo como pueden comer eso, sólo os puedo decir: ¡asco!.

Mi cara de intentar disimular mi expresión ante el amable hombre fue épica. Samuel se reía de mi.

Realmente no sabe a nada, pero es como si absorbiera la saliva de tu boca hasta dejarla seca. Tuve que escupir. Yo creo que si te tomas uno de esos entero, mueres por deshidratación ¡puaj!.

Era hora de marchar. Aquí no hay termino intermedio, o te congelas o mueres de calor. Y hoy tocaba el segundo.

12235427_10153726768084269_1686631589_o

12250577_10153726768159269_884696075_o

12235785_10153726768004269_668613121_o

Nos vimos una película. Hicimos parada en un descampado al grito de “toilet” y paramos a comer en unos puestos.
Después nos vimos otra película.

Ya quedaba poco para llegar, está atardeciendo.

La carretera hace mucho que había dejado de existir, y en su lugar había un camino de tierra lleno de baches enormes.

Vemos gente trabajando en el campo, casas de madera y montañas. Esto nos empieza a gustar más.

De repente vemos el arcoiris más alucinante que hayamos visto. Más bonito que en las películas. Hacía un medio círculo perfecto, y podías ver donde empezaba y acababa, casi como si pudieras correr y atravesar ese mural de colores intensos. ¡Qué preciosidad!
Se me hace un nudo en la garganta y sonrío. Con que cosas tan simples puede sentir uno felicidad.

Para hacer la estampa más bonita, empezó a llover fuertemente durante unos minutos, y detrás de las montañas, un rojo intenso despedía el día.

Llegamos sobre las 19h y nos dejaron en una guesthouse, pero como siempre fuimos a mirar que más había.

Conseguimos una por 60000 kip, que parece bastante mejor que el resto.

12250434_10153726767459269_2046229276_o

Nos pegamos una ducha y nos vamos a cenar.

De vuelta nos quedamos observando las estrellas. ¡Hay tantas! Inclusive pasa una estrella fugaz.

12242194_10153726751059269_1542802328_n

Hoy nos dormimos contentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s