22/10/15 Flight of the Gibbon.

¿Quién no ha soñado alguna vez con volar?

Flight of the Gibbon es una empresa que ofrece experiencias de aventura. Ésta en concreto, trata de deslizarte a través de un recorrido de más de 5 km de tirolinas, de árbol a árbol, como si fueras un Gibon (Un simio de largos brazos que se desplaza casi como lo haremos nosotros hoy)

La actividad es algo cara. Nos sale en total por 7.198 Baths que son unos 185€ aproximadamente. Incluye recogida y transporte de ida y vuelta; la actividad, comida, y una camiseta. Lo dicho, no es barato, pero sí merece la pena.

Nos recogen en la puerta de nuestra guesthouse antes de las 07:00 am y pasa a recoger a varios pasajeros más.

Tardamos algo más de una hora en llegar (unos 57 km al noreste de Chiang mai). Un montón de curvas y mucha altura.

En nuestro grupo somos 9. Nos colocan los arneses y los cascos, nos hacen firmar un papel y de vuelta a la furgo. ¡Vamos a la aventura!

10376139_1215466728470865_8709595837564718412_n (1)

Nos acompañan dos team leaders. Los dos se pasaron todo el camino entre bromas y risas. Enseñándonos cosas acerca de la vegetación de la zona (vimos a una familia de gibones), y ayudándonos en todo. ¡Un 10!

12034474_1215466925137512_3696057570903315446_o

No contamos el número de tirolinas por las que nos tiramos, pero durante las aproximadamente 3 horas que duró, hubo tirolinas de todo tipo: cortas, largas, tirolinas dobles, descensos, una en la que sólo te sujetaban con una cuerda a la espalda y volabas cual superman en la jungla acabando en una red en la que tenías que escalar para llegar a la plataforma; y la más impresionante, ¡una tirolina de 800 metros! ¡Una pasada!

12039524_1215466758470862_8253501700969979394_n

12140627_1215466781804193_1569475522512310788_n

12112269_1215466805137524_2284650175567830880_n

1611000_1215466881804183_728171183341059228_n

10489623_1215466838470854_288775982327210877_n

Lo cierto es que se nos hizo muuuy corto ¡queremos repetir!

Nos volvieron a dejar en la caseta de información donde nos regalaron una camiseta y nos dieron de comer (a las 11:00 am). Arroz, pollo, verduras, sopa, fruta… y con música de ambiente.

Tuvimos una agradable conversación con Jane, una chica de nacionalidad china, que iba en nuestro grupo. Estuvo hablándonos de su país, sus costumbres, de su vida y nosotros igual. (Sin duda, una de las mejores cosas de viajar es esto).

De vuelta a casa. Hoy hace muchísimo calor. Buscamos un lugar donde lavar la ropa, y nos fuimos a dormir. ¡estamos rotos!

Si visitáis Chiang mai… esta es una experiencia obligada. ¡No os la perdáis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s