1/12/2015 -Shoka beach y extensión del visado.

Voy a empezar explicando el por qué vinimos directamente a las playas de Camboya en vez de recorrer el país desde la frontera.
Estando en Konglor, nos registramos en la página de HelpX, que básicamente es para encontrar trabajos como voluntario en diferentes países. Escribimos a varios lugares, y de los que nos contestaron, nos llamó la atención un lugar llamado “Belinda Beach” en una pequeña isla en Koh Sdach. Un resort de 4 o 5 estrellas.
Nos ofrecen 4 horas de trabajo, ya sea en el bar, en el jardín… etc; a cambio de alojamiento, comida y disfrute de las instalaciones. Además, aunque en el anuncio decía que era imprescindible hablar inglés, en el email nos indican que no nos preocupemos por ello (a Samuel le preocupaba un poco).
Estamos super contentos, pues vamos a pasar un mes más de viaje, sin gastar apenas dinero y disfrutando de un lugar increíble por 4 horas de trabajo.
Así que por ese motivo hemos venido hasta Sihanoukville.
Hoy por la mañana vamos a una agencia para que nos tramite la extensión de visado (la que te dan al cruzar la frontera es de un mes, y nos la van a extender otro mes más). La extensión nos sale a 55 dólares por cabeza y nos indican que tardará unos 4 días.

12341473_1242566215760916_2999650121252035570_n
Aprovechamos para comprar un billete a Koh Rong para mañana, una isla cercana. Nos dan a elegir entre pagar 15 dólares por un billete de Slowboat que tarda 2 horas en llegar, o pagar 20 dólares por un billete de un barco que tarda 1 hora en llegar.
Por supuesto, optamos por el slowboat. Después de lo que hemos recorrido, una hora no es nada, y 10 dólares ahorrados mucho.
Decidimos pasar el día en Shoka beach. Estábamos prácticamente solos y muy, muy a gusto.

12289730_1238353692848835_7729795368426880172_n12308792_1238353662848838_4847787733732390847_n12313720_1238353476182190_1239775010463298192_n12321560_1238353536182184_5050749067268815132_n
Después comimos algo en la habitación y aquí, hago un inciso para comentaros algo muuuy importante al resto de mochileros.
Estando aún en Laos, se nos ocurrió comprar un pequeño calentador de agua. Calienta el agua en, no se… ¿un minuto? Y comer nos sale aún más barato si cabe. Decidimos comprarlo porque aunque la comida sigue siendo barata, vimos que el precio en Laos era más alto, y si te compras tus propios noodles en las tiendas puedes comer o cenar por unos 0,50 céntimos.
Pasamos el resto de la tarde dándonos un baño en Serendipity beach, y tomando una cerveza viendo el atardecer.

12299316_1238353746182163_7209941074062409361_n12342700_1238353719515499_6520539062261391580_n
Por la noche no pudimos resistirnos y fuimos a un restaurante japonés que había en nuestra calle, donde nos servían un rollo de makis por 2€.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s