LOFOTEN

Tenemos que deciros chicos, que Lofoten es… ¡una maravilla!

Si venís a Noruega es un lugar para no perderse, y a ser posible… para pasar varios días.

Si Noruega es bonito, Lofoten lo es mucho más. Con sus montañas picudas, islitas, pueblos pesqueros…

Nosotros pasamos casi cinco días y se nos quedó muy corto.

Nuestro primer día, lo pasamos en Reine, uno de los sitios  (a mi parecer), más bonitos.

A pesar de que estábamos bastante cansados del ferry de ayer, decidimos aprovechar el día e hicimos la ruta de ‘Reinebringen‘.

No es muy larga, pero es bastante inclinada. Además tuvimos la mala suerte de que hacía un viento muy, muy fuerte (nos teníamos que agachar para no caernos) y que estaba todo lleno de barro. Yo acabé de barro hasta arriba.

20170829_173303_wm

Aún así, merece la pena. Las vistas desde lo alto son realmente impresionantes.

20170829_151509-01_wm

20170829_151249-01_wm

Día 1 superado. ¡y con nota!

IMG_20170830_162954
Foto de: Chris Michel

                                                                                   

El resto de días lo dedicamos a ver varios pueblos: Nusfjord, Haukland, Unstand

20170901_153655-01_wm

20170831_183846-01_wm

20170831_183451-01_wm

20170831_183125-01_wm

¡Todos preciosos!

En uno de ellos, conocimos a David, un malagueño que lleva ocho años viviendo en Noruega, y nos dijo que desde hace tres días ya se están viendo auroras boreales. ¿¿¡¡Qué!!?? ¿¡En serio!?

Nosotros pensábamos que nos las pillaríamos en este viaje, ni siquiera lo miramos, pues suponíamos que eran en invierno. ¡Menuda sorpresa!

Esa noche, quedamos con él para intentar verlas. Estaba nublado.

Aún así, pasamos un buen rato de charla.

                                                                                 …

No nos rendimos, y nuestra última noche lo volvimos a intentar.

El cielo sigue nublado así que sobre las 12 de la noche, que es cuando se supone que se verían, fuimos con la furgo a ver si encontrábamos algún claro.

Y lo hicimos. Un pedacito de cielo sin nubes, solo para nosotros.

Y nada más llegar… ¡El cielo se empezó a pintar de verde!

Grité y lloré de la emoción, nunca había visto algo tan bonito. ¡Es mágico!

Samuel y yo mirábamos al cielo emocionados, mientras intentábamos sacar alguna foto. Qué noche tan bonita.

IMG_7498cielo_wm

Y toca moverse,  con este buen recuerdo, abandonamos las islas de Lofoten para dirigirnos a nuestro último punto en el camino: Cabo Norte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s