Marrakesh día 3: Tumbas Saadíes y agobio en el Night Market

Hoy, y para no sentirnos culpables con tanta compra intentamos hacer algo más de turismo. Aunque es tarea casi imposible.

Nuestra primera parada es el barrio (más bien calle) judío. Pero vaya, quitando algunos detalles en los marcos de las ventanas y la fachada tampoco es algo memorable. Eso sí, paramos en una tienda en la que los dos hombres que había eran muy majos y nos reímos mucho. Terminamos comprando varias cosas (como no).

Nos dirigimos a ver las tumbas saudíes y acabamos teniendo una pequeña pelea con un vendedor de la calle. Oiana que se hacía la picha un lío con la moneda, creyó pagar 3€ por un espejo y había pagado 30€. Así que fuimos a decirle al hombre lo ocurrido y que nos devolviera el dinero. El hombre nos empezó a ofrecer otras cosas para llevarnos, pero no había manera de que nos devolviera el dinero. Se empezó a poner agresivo y a insultar. Me puse a decir en inglés que íbamos a llamar a la policía y cogí el móvil. Acto seguido le devolvió el dinero.

Antes de entrar a las tumbas, nos sentamos a comer. Encontramos un pueblecito con sillas y pizzas como las que cenamos el primer día a 10Dh y 5Dh (Que al cambio son como 0,90€ y 0,45€). así que comimos ahí.

20180117_142215-01.jpg

Cuando acabamos de comer nos fuimos a ver lo de las tumbas y pasaos un rato por allí viendo todo y haciendo algunas fotos.

Después volvimos a la zona de los zocos y seguimos de compras. Fuimos a dejar todo en la habitación y nos fuimos a los puestos nocturnos de comida, en otra de las plazas.

IMG_7790-01IMG-20180115-WA0055-01

La experiencia fue bastante agobiante. Había decenas de puestos. Y no todos tenían la misma comida, aunque los precios no variaban demasiado.

El problema era que había un montón de tíos intentando que fueras a su puesto, pero a nivel acoso. Se ponían tantos a hablarte a la vez que ni oías lo que decían, ni podías ver lo que había en los puestos… no podías dar un paso sin tener a diez tíos encima tuya.

Si encima les decías que te dejaran en paz se enfadaban. A mi me llegaron a insultar. Un agobio.

Al final nos decidimos por un puesto donde pedimos cosas variadas, como verduras y pinchos a la parrilla.

20180117_194905_001-01

Cenamos tranquilamente y nos echamos unas risas, y de ahí con todo nuestro cansancio nos fuimos a nuestra habitación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s