Comienza nuestra aventura por España

 

“Me encanta esa sensación que tienes cuando sabes que ese gran viaje que estabas planeando se acerca”

Y otras frases que no nos representan para nada.

No nos malinterpreteis, siempre es emocionante cuando un viaje se acerca, y nos pasamos los meses esperando que llegue el momento de volver a irnos.

Pero siempre que se acercan los días previos a un viaje empieza el estrés, te vienen a la cabeza las millones de cosas que te quedan por hacer y las millones que sabes que no te dará tiempo a acabar.

Y acabas tan agotada/o mentalmente, que cuando llega la hora de irse, solo quieres irte a la cama a dormir. ¿Os ha pasado alguna vez?

Obviamente, esto nos pasa mucho más desde que tenemos el canal ya que no es solamente organizar el viaje, si no que tienes que encargarte de todo lo que rodea el canal y, creedme, es mucho, mucho trabajo. Creo que (y si no he contado mal), han sido cuatro las veces que hemos salido un rato a tomarnos una cerveza. Esa ha sido toda nuestra vida social este invierno.

Además, los chicos de Northkamp nos regalaron una nevera nueva que… ¡no nos cabía en la furgo!

Y no nos quejamos del regalo que conste, pero tener que reformar la furgoneta a pocas semanas de irte… ¡It is not funny!

Así que, ¿por fin?, llegó el día de irse. Y sí, no nos había dado tiempo a acabar muchas cosas. Pero en el momento que nos sentamos en la furgo nos sentimos aliviados de que hubiera llegado el momento.

Nuestro viaje comienza pasado por agua, pero no es novedad… ¡No para de llover en toda España!

Conducimos durante unas seis horas hasta ‘Port de la Selva’ donde pasamos la noche.

Al despertar, seguía diluviando, pero con suerte al rato de comenzar la ruta empezó a salir el Sol. Y llegamos a Cadaqués.

20180411_173258cielo2

Sólo tenemos un unas horas, así que sabemos que nos quedarán cosas por ver. Aún así lo disfrutamos porque el sitio es muy bonito. Mar, casitas blancas, puertas y ventanas azules…

cadaquescielo2

¡Y primera terracita al Sol! Hacía tiempo que no nos sentaba tan bien una cerveza.

Se nos hizo un poco extraño, ¿sabéis?. Porque en los cuatro meses que viajamos por Europa el año pasado, lo de sentarse en una terracota a tomar una cerveza y pedir algo de picar… ¡Ni de lejos!

Empieza a hacerse tarde y a nublarse. Antes de que se haga de noche queremos ver el Cap de Creus.

De camino al faro vemos uno de los arcoíris más bonitos (si no el más bonito) que hemos visto. ¡Era enorme!

cap creus.jpg

Vimos el faro, pero estaba empezando a llover mucho y a hacer viento. Así que aparcamos y nos metimos en la furgo a hacer la cena.

IMG_5343cielo2-2

Ya cuando estábamos casi para acostarnos alguien nos avisó de que en esa zona estaba prohibidísimo dormir en la furgo, así que nos fuimos fuera de la zona del cap de Creus.

A la mañana siguiente nos levantamos pronto, porque queremos ver varias cosas por la Costa Brava y a las 21H tenemos que estar en Barcelona porque vamos a ir a un concierto de ‘El Kanka’.

Nos guiamos por las recomendaciones de los viajeros y visitamos el pueblo de Peratallada y Tossa del Mar. Ambos muy bonitos, pero hoy notamos que la cosa no marcha como debería.

20180412_133131cielo2-2

20180412_162900cielo2

Nos da la impresión de que vamos viendo muchas cosas, pero que en realidad no vemos nada. Vamos corriendo a todos lados e incluso grabamos menos.

Encima nos hemos dado cuenta de que el done cedido por Parrot graba fatal. No sabemos por qué, pero la imagen es pésima. Así que nos toca contactar con ellos para ver qué ocurre y qué solución nos dan.

Al salir de Tossa decidimos que a partir de ahora tenemos que intentar tomarnos las cosas con más calma y guiarnos más por las cosas que realmente nos gustan.

Son algo más de las seis de la tarde, nos queda alrededor de una hora y media hasta Santa Coloma donde aparcaremos y cogeremos el tren hasta el centro para ver el concierto a las nueve. Así que vamos muy, pero que muy justos.

Al llegar a allí, sobre las 19:40H nos llevamos el chasco de que no encontrábamos sitio. El parking que nos habían recomendado estaba lleno, las zonas cercanas nos daban poca confianza y todos los parking de pago tenían menos de 2,2m de altura. ¡Estábamos desesperados!

Mirando por internet encuentro un parking de 3m de altura en el centro que pone que es 24H, así que tiramos pitando para allá.

Obviamente el centro de Barcelona en coche es una locura y Samuel estaba de los nervios. Y yo también, son casi las ocho y media.

Al fin llegamos al parking, y de repente nos dicen que a partir de las 21H el parking cierra. Es decir, son 24H, pero hasta las 7-8 de la mañana no puedes recoger el coche.

Nos ponemos a buscar más parkings, pero todos son iguales. O no cabemos, o cierra por la noche. Y por la calle no hay manera de encontrar aparcamiento.

Ya son más de las nueve, así que nos damos por vencidos. Después se nos ocurrieron más ideas como haber aparcado en el parking del aeropuerto o algo así, pero ya era demasiado tarde.

La verdad es que tenemos un bajonazo muy grande, el día hoy ha sido un poco desastre. Tenemos que cambiar el chip y ya.

La semana que viene os contamos el resto de nuestra aventura en Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s