DESCUBRIENDO SIERRA ESPUÑA

No sé si a vosotros os pasa también pero, igual que cuando pienso en el norte de España me viene a la cabeza el verde infinito, cuando pienso en el sur lo que me viene a la cabeza es playa, calorcito y terraceo.

He de decir que he veraneado casi toda mi vida en la costa de Murcia y no podía imagina que tan cerquita tenían un paraíso natural tan grande.

Os estoy hablando de Sierra Espuña, un lugar que si todavía no tenéis marcado en el mapa, ¡probablemente lo haréis cuando leáis el post!

HABLANDO DE SIERRA ESPUÑA

El Parque Regional de Sierra Espuña se encuentra en el centro de la región de Murcia, rodeado por los pueblos de Aledo, Alhama de Murcia, Librilla, Mula y Totana.

Antes de empezar de hablar del parque tenemos que nombrar a Ricardo Codorniú, también conocido como el “Apóstol de Árbol”. Un ingeniero de montes al que le debemos el actual aspecto de esta emblemática sierra.

Fue a finales del siglo XIX cuando Codorniú visitó Sierra Espuña y durante casi 20 años estuvo al frente de las duras labores de la repoblación de 5.000 hectáreas, aunque a día de hoy, lo que el Parque Regional representa son más de 17000 hectáreas sin contar todo el conjunto montañoso.

Desde el año 2012, El Parque Regional de Sierra Espuña y su entorno está acreditado por “La Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS)”, que promueve el desarrollo de estrategias locales a favor de un turismo sostenible, y garantiza la colaboración del empresario turístico con el espacio natural protegido.

Estos establecimientos no sólo asumen el compromiso de llevar a cabo iniciativas de mejora ambiental en su actividad, además, apoyan las actividades económicas tradicionales, apuestan por la mejora de la calidad de vida local, fomentan el trabajo colaborativo y la promoción conjunta de un destino turístico sostenible y de calidad.

 

¿DÓNDE PUEDO DORMIR?

Dentro de la CETS de la que os hablábamos, hay varias hospederías y casas rurales donde os podéis alojar.

Nosotros os hablaremos concretamente de “La hospedería Bajo el Cejo”, sin duda un lugar que nos dejó enamorados.

A parte de poder disfrutar del entorno, dispone de solarium y piscina.

El sitio es muy tranquilo, limpio y la decoración nos gustó mucho. Y la atención inmejorable.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque si tenemos que destacar algo del lugar es la original (y buenísima) cocina. ¡Nos sorprendió mucho! Merece la pena quedarse a probar sus platos en caso de alojarte aquí.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para los amantes de las aves, desde la hospedería podéis ir a el Hide de águila real y el Hide del bebedero de los piquituertos.

piquituertocielo2

♥ Si hacéis caso de nuestro consejo, podéis aprovecharos de este 15% de descuento, introduciendo el código TWT18 al hacer tu reserva online. Promoción válida hasta el 31 de Diciembre de 2019 ♥

 

MURCIA NO ES TODO OLIVICAS Y PAPARAJOTE… ¿QUÉ PUEDO COMER?

Igual que al principio del post os mencionaba la asociación que hace mi cabeza al pensar en el Sur, me pasa algo parecido con la gastronomía en Murcia. Y es que para mi pensar en Murcia es pensar en tomates, olivicas, patatas bañadas en limón…

Pero en esta escapada disfrutamos muchísimo de las gastronomía.

Comimos en varios restaurantes:

Restaurante El Mirador de Gebas: Ensalada, patatas con ajo, tempera de verduras, migas, carnes… lo cierto es que no nos pudimos quejar de cantidad.

Si tenemos que destacar algo, destacaríamos la tempera de verduras, algo que no creímos que nos pudiera sorprender, pero que tenía un sabor riquísimo.

Y si eres como yo que te gusta el dulce… ¡Los postres no tienen desperdicio!. El flan de queso y la tarta de galleta y chocolate… ¡de lo mejor que hemos probado!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Restaurante La Perdíz: Os puedo decir que el arroz es una de las cosas que más me gusta comer. De la forma que sea. Pero os aseguro que aquí comimos uno de los mejores arroces que he probado. La paella (o arroz con cosas, que si no los Valencianos se me tiran encima) la hicieron a fuego de leña y el sabor era increíble.

También nos pusieron varios postres, pero tengo que destacar una mousse vagana de fresa que comería a toneladas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Restaurante Hospedería Casas Nuevas: Comida minimalista, bien presentada y sabor a mar. El sitio no tiene desperdicio.

Los platos fueron muy variados, vieras, croquetas de rabo de toro con aceite de trufa, pulpo, y un largo etc. O postres originales como el ‘cremoso de chocolate con Martini blanco’.

Aunque si tengo que destacar alguno de los platos, destacaría la dorada. Sin duda fue mi plato preferido.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

NO TODO VA A SER COMER Y DORMIR… ¿QUÉ PUEDO HACER EN SIERRA ESPUÑA?

Para todos los amantes de la montaña, Sierra Espuña es un lugar perfecto para hacer actividades al aire libre: escalada, rutas, bici, etc.

Cuenta con un total de 11 senderos para descubrir un bosque lleno de historia, más de 80km de rutas y una ruta de BTT de 146 km y 4300 metros de ascenso.

En el centro de visitantes Ricardo Codorniú podéis encontrar todos los datos que necesitéis para vuestra aventura.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero os hablaré más detenidamente de lo que vimos e hicimos nosotros:

Barrancos de Gebas: Uno de los lugares que más me gustaron. Un paisaje Lunar, con escasa vegetación, una sucesión de barrancos, cañones, etc (Bad-lands) de un color blanquecino que contrasta con el azul intenso de sus aguas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pozos de la nieve: Un total de 26 pozos construidos entre los siglos XVI y XX con la finalidad de abastecer de hielo a la población cercana.

En el siglo XVII se consideró un producto de primera necesidad, sobre todo para hospitales, ya que permitió la conservación de medicamentos.

Los trabajadores recogían con palas y azadas la nieve, que después se almacenaba en los pozos. Con la llegada de la electricidad, esta actividad fue desapareciendo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escalada en el valle de Leiva: Una zona impresionante de ver. Conocida como la Pared sur de Leiva, abarca un total de 200m de altitud y 2km de extensión.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Senda del Dinosaurio. Es una ruta muy sencilla que parte del área recreativa de la Perdíz de poco más de 2km (alrededor de una hora).

Parapente: Otra de las actividades que se pueden hacer y que no es apta para miedosos (aunque yo estaba dispuesta a volar).

Nosotros finalmente no pudimos realizar la actividad por las condiciones. El viento no quiso aparecer. Pero si es algo que queréis probar podéis hacerlo con Siroco aventuras, en la zona de la Muela, periferia del Parque Regional.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vía Ferrata: En la zona de Casas Nuevas hay una vía Ferrata muy divertida (¡con tirolina!). Si tenéis experiencia podéis solicitar autorización en el albergue y hacerla vosotros solos o, si no, ir acompañados. Nosotros lo hicimos con Siula y aunque hubo algo de miedo de por medio todos lo pasamos genial.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

UN SITIO AL QUE VOLVER

Un par de días no son suficientes para disfrutar de este lugar. Además, nos quedamos con ganas de coger la bici por allí, así que está claro que volveremos.

Gracias a Mary de Murcia Turística, a Andrés de la Hospedería Bajo el Cejo, y a nuestros compañeros de viaje Estela de Viajes e Ideas, y a Germán y Tito de Escapada Rural por esta experiencia tan bonita.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Sigue nuestras aventuras viajando por el mundo

A %d blogueros les gusta esto: