MARRAKESH

Siempre digo que no hay mejor regalo que un viaje. Y es justamente, lo que recibí yo el día de mi cumpleaños: un viaje a Marrakech. ¡El año empieza bien!

Me ilusionó mucho por muchos motivos. Jamás había pisado continente africano (otro logro desbloqueado), después de cuatro meses por Europa me apetecía algún destino de este tipo y voy a viajar con amigas. Si os digo la verdad, hacía mucho que no me hacía un viaje de amigas.

Así que todo pintaba muy bien.

Dudé bastante en si grabar en este viaje. Si os soy sincera, desde que empecé a viajar con Samuel hace casi tres años, todo el tema del canal lo hemos llevado juntos. Y además, no tenía muy claro cómo se iban a tomar las chicas que yo fuera grabando.

Al final decido que haré fotos, y que me llevaré una Gopro para grabar algo. Al menos para hacer un vídeo de la escapada.

Temí bastante por la calidad de ese futuro vídeo, pues no grabo un viaje entero con Gopro desde que nos fuimos al sudeste de Asia.

No suficiente con mis preocupaciones sobre el canal, tengo escasos días para prepararlo todo. Y sí, como os imaginaréis por mi estrés continúo soy una loca de tenerlo todo bajo control y hacer muchas listas.

Para este viaje en el que tuve poco tiempo para informarme, me hice una pequeña guía que luego imprimí con la información útil que encontré: como el valor de la moneda, qué sitios visitar, información de esos lugares, información del riad, etc. Y la verdad es que viene muy bien. Además, dejé unas cuantas hojas en blanco para poder escribir cosas que pudiera considerar importantes.

¿QUÉ DOCUMENTACIÓN ME LLEVÉ A MARRAKESH?

Os voy a hacer una lista de lo que yo llevo siempre en un viaje:

  • Pasaporte y DNI
  • Copia de pasaporte y DNI, tanto físico, como en mi email.
  • Una copia de mi póliza de seguro de viajes y último recibo pagado.
  • Tarjeta de débito (o crédito si tienes)
  • Dinero en efectivo
  • Si llevo un medicamento, llevo también la receta del mismo. Aunque sea un simple ibuprofeno.

En este viaje descubrí también una página del ministerio de asuntos exteriores y cooperación. Ahí tienen otra página en la que una vez estés registrado, puedes dar parte de todos tus viajes al extranjero.

Te pedirán tus datos personales, y otros datos como número de vuelo, dirección de hotel, etc.

Todo ello con el propósito de tener un acceso rápido a tus datos si ocurriera cualquier cosa.

https://www.visatur.maec.es/viajeros/

Una vez terminé de registrar todos los datos de mi viaje, le envié un email a Samuel con la dirección de la página, y los datos de contacto que parecen en ella.

Además, como hago siempre, le puse los datos de mi hotel y el número de mis vuelos para que pudiera estar pendiente.

¿QUÉ LLEVAR A MARRAKESH?

Creo que la pregunta sería más bien… ¿qué traer de Marrakesh? Y los que habéis estado lo sabéis.

Para el viaje a Marrakesh cada una de nosotras se llevó una maleta de cabina. Así, nos evitamos facturar a la ida. O eso creíamos.

El mismo día que salía nuestro vuelo, Ryaner (empresa con la que volábamos), hizo un cambio en su política de equipajes. Ahora si viajas con Ryaner y llevas más de un bulto (maleta y bolso, maleta y mochila…) debes facturar la maleta. Aunque es gratis.

Nosotras como llevábamos la maleta y una mochila, tuvimos que llegar con tiempo suficiente para facturar la maleta.

Para la vuelta, al hacer el checking online facturamos una maleta grande, ya que nuestra intención era traernos cosas de allí. ¡Y la llevamos hasta arriba de cosas!

¿QUÉ COMPRAR EN MARRAKESH?

Lo cierto es que como todo, dependerá de tus gustos y el dinero que pienses gastar.

Yo, que no soy de compras. Que odio los centros comerciales. Que jamás me pruebo la ropa que me compro para salir pitando… En mercados como los de Marrakesh (o Tailandia, o Bali), me vuelvo loca y me lo quiero llevar todo.

Pero luego al llegar a casa te das cuenta de que quizá no deberías haber comprado tantas cosas.

¿Cuales fueron mis compras preferidas?

  • Pantalones hippies. Hay mucha variedad, y al contrario de lo que pensaba, no me gustaba casi ningún pantalón de los que veía. Al final, en una calle, encontré unos pantalones de mi gusto y baratos. Pagué por cada uno unos 4€ al cambio. Sinceramente hay lugares (como Granada) en los que he visto pantalones más bonitos. Pero obviamente aquí es más barato.
  • Aceite de rosa de mosqueta. Lo uso a diario y me arrepiento de no haber comprado más. Es el producto que más uso de lejos.
  • Aceite de Argán. Es uno de los productos naturales más famosos en Marrakesh. No puedes irte sin llevarte al menos un botecito. Es algo “caro” en comparación con los precios que tiene allí. Os aconsejo que busquéis las tiendas en las que puedas ver como el aceite lo hacen allí mismo. Eso sí, el olor no es de mis cosas preferidas.
  • Especias. Aunque me llevé unas cuantas (un paquete con diferentes tipos de especias te cuesta unos 5€), mi gran compra fueron dos paquetes de especias picantes que se mezclan entre sí. Soy una fanática del picante, y la verdad es que me han gustado mucho.
  • Pasmina. Si encuentras una que realmente te guste, cómprala. Yo compré dos por 4€ cada una y me encantan. Quedan preciosas, la textura es suave y calientan.
  • Bolso de cuero. Tiene un montón de bolsos artesanales, de un montón de tamaños, formas y colores. Si puedes soportar el intenso olor a cuero, no dudes en comprarte uno. Son asequibles (aquí el cuero es muchísimo más caro) y si lo cuidas te durará muchos años.
  • Khol. Es el cosmético negro que utilizan para pintarse los ojos y que te dejara los ojos muchísimos más marcados que cualquier lápiz de ojos que te puedas comprar. Eso sí, hay que tener cuidado al usarlo porque al ser en polvo te puedes manchar. Y tiene un ligero toque mentolado que a veces hace que te lloren un poco los ojos. Aún así es una pasada lo negro que pinta y lo mucho que dura. A mí me encanta.

Aunque compré muchas cosas más: cerámica, una lámpara, una tetera, más productos naturales, flores secas y un largo etc, creo que esas de arriba fueron sin duda mis compras preferidas y a las que le daré más uso.

¿HAY QUE REGATEAR?

Veréis, hay opiniones muy dispares en cuanto al regateo en países pobres.

Hace poco, leía un comentario de alguien que decía que le parecía muy mal que aquí pagamos todo lo que se nos pide y en los países pobres regateamos.

En mi opinión, es un comentario algo exagerado.

En los países desarrollados el regateo no existe, ni se acepta. No puedes ir a una tienda del señor Amancio y ponerte a regatear. Es lo que hay.

En estos países sí se hace. En mayor o menor medida.

Por ejemplo en Tailandia se cree que se puede regatear y no es algo que a los Tailandeses les guste mucho, ni podrás  bajar mucho el precio inicial.

En Marrakesh (al igual que en Indonesia) creen que nos encanta regatear, y los precios están muy inflados. Fácilmente cuatro veces más de lo que te puede costar una cosa allí.

El tema del regateo, dependerás sobre todo de cuanto crees que vale tu tiempo y, sobre todo, si tienes paciencia para ello.

A mi por ejemplo, me encanta regatear. Pero también es verdad que después del primer día acabas tan saturada de regatear, que después le pones mucho menos empeño o directamente te vas y no compras.

¿QUÉ VER Y QUÉ NO VER EN MARRAKESH?

No voy a haceros una guía turística de Marrakesh. Lo primero porque no me gusta. Y lo segundo porque con tanto zoco, poco turismo hicimos.

Hay una cosa que sí os recomiendo ir a ver y es “Le jadin Majorelle” conocido por haber sido comprado por Yves Saint Laurent en 1980.

Aunque lo que verdaderamente impresiona son su colores intensos. Me pareció precioso.

En cuando a lo que no ver…

Cuando llegamos, una de las cosas que queríamos ver es una zona en la que puedes ver como hacen el cuero. Pero el guía del hotel nos insistió en más de una ocasión que, por favor, no fuéramos nosotras solas. Nos dijo que era una zona bastante peligrosa para las chicas.

No se hasta que punto será peligroso, pero si una persona de allí te dice algo así… yo prefiero no arriesgarme.

TURISMO RESPONSABLE

27023791_2205833829434145_322789538085051819_o

Otro sitio que evitaría pisar es “El Palmeral” del que os hablo a continuación.

Como sabéis, somos bastante insistentes con el turismo responsable y cero maltrato animal.

No he pasado mucho tiempo en Marrakesh, pero sí el suficiente para deciros que el trato animal allí es lamentable.

Si paseáis por la plaza mismamente, podréis ver monos encadenados y muchas veces tratados a golpes, o serpientes a las que les han arrancado los dientes.

El palmeral es una zona en la que, sin alejarte demasiado de la ciudad, puedes pasear en camello.

Aunque a veces es difícil distinguir esa línea entre el uso y el abuso del animal… creo que hay ocasiones en las que está bastante claro en la que el animal no está en las mejores condiciones. Y ésta, es una de ellas.

Obviamente, vosotros y vosotras trazáis la línea de lo que es aceptable. Pero hay gente que ni se plantea que un animal pueda sufrir.

Así que entre todos, y poco a poco, podemos ir mostrando que hay otras maneras de disfrutar de los animales siendo menos egoístas.

Lo he dicho varias veces, nadie nace sabiendo. Yo misma he ido a zoos de pequeña, he montado en burro o he pagado por poner una pitón alrededor de mi cuello. Pero una vez que eres consciente de algo, está en tu mano fomentarlo o no.

DIARIO DE VIAJE

A continuación, os dejo mi diario de viaje por si os interesa saber qué hicimos, qué vimos, etc.

Marrakesh día 1: Llegada

Marrakesh día 2: Tortura en el Hammam

Marrakesh día 3: Tumbas Saadíes y agobio en el Night Market

Marrakesh día 4: Vuelta a casa

 

Anuncios

Sigue nuestras aventuras viajando por el mundo

A %d blogueros les gusta esto: