RUTAS PERRAS

Los Madrileños Cris (29) y Nano (25) son familia numerosa. No, no tienen hijos. Pero casi.

“Nuestra compañera de vida se llama Lluvia y tiene 7 años, además vivimos con Piojo (2), Pulga (2) y Chinche, nuestros tres felinos que esperan en algún momento aunque sea bastante complicado, acompañarnos en alguna aventura”

“Todos son rescatados: Lluvia abandonada con tan sólo 15 días. Debido a que la destetaron muy pronto tiene un trauma y con sus 7 años sigue mamando sobretodo para dormir (coge mantas para mamar, esquina de cojines…).

A Pulga y Piojo los tiraron a un cubo de basura, Piojo estaba medio muerto y su historia es espectacular: No comía solo y a penas le entraba el pienso húmedo con jeringa, era tan pequeño que no llegaba ni al cajón de arena. Empezó a buscar calor en Lluvia, hasta que le enganchó la teta… al cabo de unos días Lluvia sacó leche de sus mamas y empezó a amamantar a Piojo (todo esto con control veterinario) ¡Fue increíble!

Chinche se lo encontró Nano en un taller de espejos y cristales”

Nano trabaja en un hospital y Cris con personas sin hogar y riesgo de exclusión. A veces son horarios un poco complicados de compatibilizar, por lo que no siempre pueden viajar juntos.

Les encantaría viajar juntos a Normandía, pero de momento se conforman con escapaditas. Eso sí, siempre acompañados de Lluvia.

“Llevar a Lluvia con nosotros es otro disfrute, difícil de explicar… Digamos que si ella no está nos sentimos vacíos, nos aburre más descubrir cimas de montañas, bosques, rutas por el campo… Parece que sin ella no tiene sentido. 

La verdad que por España siempre nos llevamos a la perra, pero por ejemplo a Marruecos aunque hemos ido con furgo nos ha dado bastante miedo por tema rabia y los controles policiales de allí. Y siempre que cogemos avión lo mismo, opinamos que es someter a la perra a mucho estrés. Por Europa o Tailandia por ejemplo (1 mes sin ella, el tiempo máximo de separación en 7 años) Siempre se queda con los padres de Cris que la criaron también de pequeñita y están todos encantados”

Lo que peor llevan es que haya tanta prohibición con los perros en las playas, pues a Nano le encanta hacer surf y en la mayoría no pueden entrar con Lluvia. Por eso evitan viajar en temporadas altas, las masificaciones, o viajar en pleno verano sobre todo a la zona sur, pues el calor es demasiado sofocante.

Eso evitar muchos problemas a la hora de viajar con perros “Lo más que nos ha podido pasar es que alguien nos diga que en X lugar no se puede estar con perros, pero siempre suelen decírtelo de buenas maneras”

Aún así siempre es importante la organización. “Nosotros siempre desde casa nos hacemos una pequeña guía de dónde ir y nos solemos informar mucho de sobretodo dónde NO pueden ir perros. Casi siempre buscamos camping o en la propia furgo.

Muchas personas opinan que viajar con mascota es un rollo y que no pueden estar tranquilos para comer o visitar ciertos lugares, en nuestro caso, no nos importa comer siempre en terrazas, o bocatas o con el camping gas. ¡Querer es porder!

Podéis seguir a estos tres viajeros en:

Instagram

Facebook

Twitter

Youtube

 

Anuncios

Sigue nuestras aventuras viajando por el mundo

A %d blogueros les gusta esto: