Archivo de la etiqueta: problemas con la furgo

VALENCIA: Northkamp salva el viaje

 

Como visteis la semana pasada, nuestro paso por Valencia ha sido una catástrofe.

El mecánico nos dijo que había que arreglar/cambiar la caja de cambios de nuestra furgo y que eso suponía una semana de taller y entre 2000-4000€.  Obviamente para nosotros ha acabado el viaje.

No sabemos muy bien cómo encajar la noticia. Tanto esfuerzo este invierno trabajando en el bar y en el proyecto para que se acabe en una semana.

Estamos con Sergio de “Persiguiendo el viento” que intenta proponernos algunas soluciones, pero que por X motivos no son viables.

Nos da un poco de apuro estar tan desanimados y con esta situación habiendo quedado con él, y además no queremos estar nuestro último día de viaje de morros, así que decidimos pasar un buen día en Valencia.

Nos vamos a visitar la Ciudad de las artes y las ciencias y aprovechamos para grabar una entrevista a Sergio, que ahora mismo tiene un proyecto muy chulo.

valencia_MG_1128cielo2

Está organizando viajes a un montón de destinos y… dentro de poco nos uniremos a una de esas aventuras. Pero, ¡No os cuento más! Podéis estar al día en su web.

Después del paseo, nos vamos a la barraca de “La genuina” a comernos una ¡pedazo de paella!

20180416_132012cielo2

A ver, os soy sincera… me gusta más el “arroz con cosas” jaja pero estaba muy rica. Y la charla en la comida, se convierte en una reunión de trabajo muy productiva, llena de nuevos proyectos e ilusiones.

Y de repente, mientras tomábamos un café recibimos la llamada de Raúl y Sergio de Nothkamp diciéndonos que nos subamos para Bilbao que entre ellos y su taller Talleres Faito se hacen cargo de la reparación. Nos dice que nosotros tenemos que seguir viajando y que mientras esté en su mano buscar una solución, así será.

Os imaginaréis nuestra cara de “no me lo creo”. De hecho, pedimos a Sergio que nos grabe haciendo una recreación de la llamada justo después para que pudierais ver en el vídeo lo que pasó.

Sinceramente, no esperábamos algo así. Conocimos a Raúl y Sergio hace poco, y perfectamente podían haberse lavado las manos y decirnos que “ya colaboraríamos en otro proyecto” y sin embargo nos sorprendieron un montón. Eso sí es creer en un proyecto. Un pasada.

La verdad es que el día está siendo muy bonito y ahora estamos súper emocionados. Aún sin creérnoslo muy bien.

Nos vamos a grabar otro ratito, ésta vez una entrevista que nos hace Sergio. Es muy divertida, os la dejo por aquí.

 

Y para rematar el día nos vamos a la Albufera a ver el atardecer.

No pintaba muy bien, porque había nubes, pero al final vemos una atardecer increíble con tonos naranjas, rosas y azules… Un final de día precioso.

IMG_5717cielo2

Y ya veis que, igual que a veces las cosas se tuercen… otras veces la suerte está de tu parte y te cruza con gente maravillosa en el camino… ¡¡NOS VAMOS A BILBAO!!

Anuncios

Nos ha mirado un tuerto: Pinchamos una rueda

Esta mañana recogemos todo y nos preparamos para hacer la penúltima parada en Suiza.

Vamos a ir a St. Galo o St. Gallen a ver una biblioteca antigua súper bonita que me recomendó un amigo.

Pero, llegando ya al lugar… nos pasa una furgoneta por al lado avisándonos de algo.

Nos paramos y la rueda estaba deshinchada. La inflamos con un compresor, pero nada… está pinchada.

20170724_172028-01_wm

¡Madre mía! no salimos de una, y ya estamos metidos en otra.

Estamos al lado de una zona industrial en la que pensamos que seguramente habrá mecánico, así que intentamos llegar yendo muuuy despacio. Pero nada, a los pocos metros la rueda está hecha mierda.

20170724_175334-01_wm

No queda más remedio que llamar al seguro y ver con qué nos salen esta vez.

Para nuestra sorpresa no nos ponen problemas, nos indican que nos enviarán una grúa en cosa de una hora.

Esperamos y efectivamente, al rato aparece la grúa. El hombre no tiene ni idea de hablar inglés, por lo que tengo que hablar con una chica por teléfono para que nos de una solución.

El taller está cerrado, por lo que nos dicen que nos ponen un hotel y que nos cubre hasta 60€ por persona y taxi que nos lleve. Eso sí, nos dicen que tenemos que pagarlo nosotros y luego enviar la factura para que nos lo devuelvan. Nos dicen que van a buscar hotel.

Pinchamos sobre las seis de la tarde.

Son más de las once de la noche y aún seguimos esperando a que nos den solución.

Al fin, nos llama una chica que nos dice que hay uno cerca y que admiten perros. 

Nos envían un taxi y llegamos casi a las doce. Poco vamos a disfrutar el hotel, me parece a mi.

20170724_224433-01_wm

El hotel se llama One66 y la verdad es que la habitación está muy bien.

Da gusto darse una ducha de agua caliente durante el tiempo que quieras y no tener que abrir la cama.

20170724_232632-01_wm

La verdad es que estuvimos bastante a gusto.

Tema luna, solucionado.

Hoy nos hemos pasado el día intentando arreglar el tema de la luna.

Lo rápido que se hace las cosas cuando tiene buenas herramientas… ¡y lo lento que se va cuando no!

Nos hemos tirado buena parte de la mañana serrando la placa con la forma de la luna.

20170722_120548-01_wm

Luego lo hemos puesto con silicona negra. Tarda bastante en secar algo, así que le hemos puesto unas piedras para hacer peso y hemos visto alguna peli.

Una vez que ha secado un poco lo hemos cubierto todo con cinta americana negra y ¡Voilà!

20170725_160828-01_wm

Hemos terminado justo a tiempo para refugiarnos, porque ha empezado a hacer viendo y a llover una barbaridad.

20170721_193023-01_wm

Por la noche, había decenas de relámpagos y truenos. Nos dio un poco de miedo la verdad.

20170722_215918-01_wm

La solución de Carglass no nos sirve

Aprovechamos la mañana para darnos una vuelta por el pueblo. El parking no es muy caro. Primero vamos a ver una cascada enorme.

20170720_114720-01_wm

No se tarda mucho en llegar, hay que subir por un camino y unas escaleras y unos 10-15 minutos más tarde estás arriba. ¡Pero desde arriba no se ve la cascada! jaja

Puedes ver el agua caer a tu lado, y hay unas vistas muy bonitas del pueblo.

20170720_120927-01_wm

20170720_120716-01-01_wm

Damos una vuelta por el pueblo, pero no tardamos en irnos.

20170720_122701-01_wm

Al llegar a  Carglass, nos dijeron que la cita era para el día siguiente. Ya os digo yo que no dijo eso, pero bueno, no nos quedó más remedio que esperar. Así que nos fuimos a buscar un furgoperfecto fuera de Lucerna.

…………………………

Hoy a las 14H (Sí, también nos cambió la hora), hemos ido de nuevo para que nos arreglen la luna.

Nos ha atendido un chico muy majo, Kevin, que ha estado hablando con nosotros sobre el canal.

Lo primero que ha hecho ha sido quitar la luna rota y limpiar los cristales.

20170721_142031-01_wm

Después ha cogido una lámina muy fina, como de plástico y nos hemos quedado en plan… “qué cosa más fina”

Kevin se ha puesto a cortar el plástico y de nuevo nos hemos quedado sorprendidos pues el corte estaba realmente mal hecho.

20170721_144206-01_wm

Ha empezado a pegarlo a la parte trasera con unos cachos de cinta adhesiva (cuatro para ser exactos), que creíamos que era para sujetarlo mientras le ponía algún tipo de silicona, o le daba calor para que se pegara o no se…

Pero de repente nos suelta que no vayamos a más de 50 con las ventanas bajadas y bla bla bla…

Samuel y yo nos miramos y le pregunto al chico: “Ah, pero que ¿esto es el arreglo? ¿Por esto cobráis 200 Francos? ¿Un cacho de plástico y cuatro cachos de celo que le puedo poner yo?” Estábamos flipando.

El chico (que la verdad es que era muy majo), nos explica (cosa que no hizo su compañero por teléfono), que esto sólo lo ponen de manera eventual durante un par de días hasta que llega la luna, y entonces esos 200 Francos los descuentan de los 1000 que cuesta la luna. Es más bien como una fianza.

Claro, yo le explico al chico que eso no es lo que me dijo su compañero. Si no que me lo dio como una opción.

No se vosotros, pero si me dicen que me van a cobrar 200 Francos, me espero algo mejor. Sabíamos que no iba a ser una luna de cristal y que iba a ser como una luna de peor calidad ¡pero no tanto!

Le decimos que no podemos pagar 200 Francos por eso, porque no podemos continuar el viaje con un cacho de plástico.

El chico lo entiende perfectamente, por lo que nos dice que no pasa nada, y no nos cobra.

Nos disculpamos mil veces, me dan mucho apuro estas situaciones, pero ¿hola?

Así que, una vez más, nos toca buscarnos la vida.

Nos vamos a un Hornbach que es como un Leroy Merlin, y compramos nosotros material para arreglarlo. Compramos una placa de metacrilato, silicona, una sierra, cinta americana… Nos gastamos algo más de 100€, pero al menos con esto podremos continuar el viaje.

20170721_154112-01_wm

20170721_162612-01_wm

Nos volvemos al mismo sitio de ayer para pasar allí la noche. Hoy ya no nos da tiempo a arreglar nada, así que hacemos barbacoa y como hace buena temperatura nos montamos el ¡cine de verano!

20170721_231023-01_wm

20170720_220236-01_wm

Nos compramos un pequeño proyector para el viaje, y aún no lo habíamos estrenado. No tiene mucha calidad, pero hace el apaño y el sonido es bastante bueno sin necesidad de altavoz.

Vimos La Bella y la Bestia mientras cenábamos y a la cama.

IMG_7490-01_wm

TRÜMMELBACHFÄLLE

Seguimos con nuestro plan, pues hasta mañana no hay que ir a cambiar la luna.

Vamos a ir a ver las cataratas subterráneas más grandes de Europa.  Se encuentran a unos 3km de Lauterbrunnen, en el valle de Trümelbach, también conocido como el ‘valle de las 72 cascadas‘.

20170719_151009-01_wm

Las que vamos a visitar tiene el mismo nombre,  Trümelbach y se forman por el deshielo del Junfrao, Monch y Eiger.

Hay un total de 10 cascadas, que empiezan a casi 140 metros de altura y de las que caen unos 200.000 litros de agua por segundo.

La entrada cuesta 11 Francos.

Para empezar el recorrido te suben a una especie de ‘ascensor cremallera‘ que tarda un par de minutos en llegar, y te deja a la altura de la cascada número 6.

20170719_163739-01_wm

20170719_155542-01_wm

20170719_155105-01_wm

Hay que subir escaleras (¡cuidado, la piedra mojada resbala!) para llegar a las otras. Y luego seguir bajando para ver el resto.

20170719_155602-01_wm

2017-07-19-22-34-18-800-01_wm

Nos gustaron mucho.

Hoy seguía diluviando, así que al salir nos fuimos a la furgo a ver una peli.

 

Luna trasera rota y problemas con La Mutua

Así es viajeros…

Para los que nos habéis estado siguiendo en Instagram ya conocéis bien la historia, pero para los que no… ¡os contamos!

Llegamos a Lauterbrunnen algo tarde. Aún era de día, pero estaba diluviando y la luz era bastante escasa.

Como no encontrábamos donde aparcar (el pueblo es básicamente una carretera, con casas, campos, o campings a los lados), nos alejamos un poco y encontramos un metidito en el que se podía dormir bien.

Nos quisimos meter un poco más para que no se nos viera mucho desde la carretera (había un sitio perfecto), pero entre la poca luz, la lluvia y que no tenemos bien cogidas aún las medidas del portabicis… ¡Pum! Nos comimos un árbol

20170802_123427_wm20170719_141935-01_wm

¡Menudo disgusto! ¡Otra vez igual!

Llevábamos como diez días sin que nos pasara nada, pero era demasiado bueno para ser cierto.

Lo primero que hacemos es contactar con el seguro (La Mutua) y nos dicen que, aún teniendo seguro de lunas a parte de nuestro seguro de coche, no nos cubre daños propios en el extranjero. Anota el parte y nos da un email para que, cuando volvamos a España, enviemos la factura y valoren si nos devuelven el dinero o no. En caso de que nos devuelvan, lo harán solo del importe que hubiera costado en España. ¡Genial!¡Qué gran ayuda!

Lo más gracioso es que antes de irnos de viaje llamamos para indicar que salíamos al extranjero y eso no se nos mencionó en ningún momento.

Y sí, estará ‘el típico’ que diga: “Ya, pero lo firmasteis en el contrato”.

Creo que no está de más por parte del agente, dar ese tipo de información al cliente cuando hace este tipo de llamadas. Y más cuando el seguro se ha firmado hace tantos años. Obviamente, cambiaremos de seguro cuando volvamos.

En fin, visto que por parte del seguro no tendremos ninguna ayuda, buscamos algún sitio donde podamos cambiar la luna.

Lo primero que hacemos es intentar contactar con Enzo, nuestro mecánico en Montreux, pues estamos solo a una hora y media de allí. No conseguimos dar con él, pero nos llama Carmine, la otra persona que estuvo con nosotros allí.

Nos dice que Enzo está fuera dos semanas, y que él puede intentar traernos algo del desguace y entre los tres intentar cambiarlo. Pero nos dice que claro, que no sabe si sabrá cambiar la luna y que es mejor cambiar el portón trasero entero, pues según Enzo sale prácticamente por el mismo precio que solo la luna.

Pero claro, ¿en el desguace van a tener una justamente de color amarillo?

Le agradecemos a Carmine su llamada y seguimos la búsqueda a ver qué más opciones tenemos.

Llamamos a un ‘Carglass‘ que hay en Luzerna (nuestro próximo destino) y nos dice que cambiar la luna son ¡¡1000 Francos!! (algo más de 900€)… ¡qué barbaridad!

El hombre (que habla en inglés como puede), me indica que también existe la posibilidad de poner una luna de ‘flexi‘ que es de una material menos fuerte y que ya en España lo cambiemos. Esta opción nos sale por 200 Francos, que nos parece una opción más factible. Nos da cita para pasado mañana a las 15:30H.

Así que hoy toca intentar animarnos un poco. La parte buena es que al tener el vinilo para oscurecer la luna no se ha caído entero.

Y mañana iremos a ver unas cascadas que hay aquí al lado.

 

¡Problema Solucionado!

A las 14H nos presentamos en el taller, pues habíamos quedado a esa hora.

A las 15H apareció Enzo y nos dijo que se habían equivocado con la pieza, así que tendremos que volver mañana a las 8 am.

Hoy hace mucho calor, así que nos vamos al lago Lemán a darnos un chapuzón con el perrete.

DCIM105GOPRO
Lago Lemán

Una curiosidad aquí, es que los coches llevan una especie de cartoncito que se supone se pide en comisaria, y sirve para indicar a que hora dejaste el coche en algunas zonas de parking. Te vale para 4 horas, y luego debes volver y cambiar la hora para que puedas estar otras cuatro. Un chico muy amable nos regaló uno para que pudiéramos aparcar.

20170705_155028
‘Ticket’ de parking

…………………………………

A la mañana siguiente nos despertamos tempranos y fuimos al taller.

Alfredo que andaba por allí, nos invitó a desayunar.

Cuando volvimos, Enzo nos dijo que no solo estaba mal el palier, si no que, la homocinética (en el otro extremo del eje). Evidentemente le decimos que lo arregle también, así que habrá que esperar hasta la una y media para que llegue la otra pieza.

Toca esperar, aunque se nos hizo amenos, pues había una persona ayudando a Enzo que era muy simpático. Se llama Carmine y aunque ahora está Suiza, vive en Canarias, por lo que hablaba perfectamente español.

Mientras esperábamos, Enzo se dio cuenta (por un comentario de Samuel) que el tubito que va al turbo… ¡estaba roto! ¡Tres años pensando que es que tenía poco motor y que por eso se moría en las cuestas! vaya tela…

20170706_110743

Con ayuda de Carmine, se cambió el tubo. No nos cobró nada por eso.

A la hora de comer, Carmine nos invitó a comer a casa de su madre Alba. ¡Qué encanto de mujer!

2017-07-06-16-03-44-610-01
De izquierda a derecha: Samuel, Carmine, Samara y Alba

Sobre las dos o así, llegó la pieza. Y después de unas 9 horas que llevábamos ahí… ¡la furgo estaba lista! qué alegría…

20170706_161241

¡Podemos proseguir nuestro camino!

Lo cierto chicos es que, dentro de lo malo, hemos tenido muy buena experiencia. Es una maravilla ver que todavía hay gente bonita que intenta ayudarte sin pedir nada a cambio. Fue una suerte encontrarnos con Alfredo, Enzo y Carmine (Y Alba, claro).

Además, disfrutamos del festival de jazz y del bonito lago Lemán. Si tenía que ocurrir algo como esto… no podía haber ocurrido en sitio mejor.

¡Continuamos nuestro camino por Suiza, rumbo Zermatt!

Gasto total del incidente: Palier de ‘ocasión’: 191 Francos + Homocinética nueva 250 Francos + Mano de obra 109 Francos = Unos 500€ (Que sinceramente no nos ha parecido caro después del trabajo que ha hecho). 

 

MONTREUX JAZZ FESTIVAL

Lo dicho, no íbamos a quedarnos deprimidos en la furgo. Así que cuando se fue el sol no vestimos y nos fuimos al festival de jazz de montreux. 

El festival de jazz de Montreux se celebra cada año frente al río Lemán. Dura 15 día y asiste alrededor de 200.000 personas. Aunque es un festival de Jazz, puedes encontrar distintos tipos de música.

No hay que pagar entrada, exceptuando algunas actuaciones.

Los precios de bebida y comida son bastante altos, como en cualquier festival. La cerveza pequeña son 5 francos (más 2 francos del vaso que te devuelven si entregas el vaso después) y la comida la puedes encontrar a partir de unos 10-12 francos. Hay una gran variedad para elegir: Tailandesa, Japonesa, India e incluso argentina. Hay también hamburguesas, perritos, kebaps, pizzas o crepes.

Disfrutamos mucho del rato que estuvimos allí, paseando por sus puestos y viendo algunos espectáculos.

20170704_212118-01_wm

20170704_213003-01_wm

20170704_214831-01_wm

La verdad es que nos ha venido muy bien despejarnos un rato. A ver si mañana solucionamos todo.

 

¿Qué más nos puede pasar? ¡Qué desastre!

Llevamos poco más de un mes de viaje y ya nos han ocurrido ya dos millones de putadas. ¡Qué desesperación de verdad!

¿Recordáis que cuando íbamos a Chamonix la furgo empezó a botar y hacer cosas raras, y supuestamente eran unas tuercas mal apretadas? Pues no.

A la altura de Villeneuve (Suiza) empezó a hacer lo mismo. Nuestra cara era un poema.

Rápidamente miramos talleres cercanos, y la verdad es que cuando habíamos preguntado como en 5 sitios y nadie mostraba interés en atendernos por el idioma o lo que fuera… empezamos a desesperar un poco.

Ya llevábamos un rato dando vueltas cuando preguntamos a un hombre que pasaba por la calle “¿Hablas Español?”, a lo que él nos respondió: “Español, Italiano, Francés, Portugues…”  ¡Por fin!

Le contamos el problema que teníamos. Él, Alfredo, es empresario. Tiene varias constructoras. Pero nos dijo que tenía un amigo mecánico.

Se quedó con nosotros haciendo de intermediario con el mecánico hasta que vio de donde creía que venía el problema.

Nos dijo que había un palier que estaba mal, y que había que pedir la pieza. Hizo algunas llamadas para conseguirnos sólo la pieza externa y no todo el eje, pues normalmente no la venden suelta y  la diferencia de precio es bastante grande. Pero finalmente nos la consiguió. Eso sí, tenemos que esperar hasta mañana.

Aunque estamos algo más relajados de haber encontrado gente que nos ayude, estamos de un bajón grande. Es algo exasperante cuando quieres avanzar y no puedes porque cada dos por tres te ocurre algo. Entre lo de la batería cuando empezamos, que perdimos dos semanas. La primera vez que nos hizo esto el coche, dos días. Las barras, 5 días. Más ésto que no sabemos cuando será… hemos perdido casi un mes de viaje solucionando cosas. Y no solo es tiempo perdido, es mogollón de dinero y cansancio mental.

Y aunque nos intentamos tomar las cosas bien, llega un momento que te dan ganas de dejar el viaje e irte para casa.

Pero bueno, vamos a ver como evoluciona ésto y qué solución tiene.

De momento, nosotros vamos a ir al Festival de Jazz de Montreaux, el pueblo de al lado. No sabíamos de él, pero Alfredo nos lo ha dicho y nos va a venir bien despejarnos.

CHAMONIX II: Ruta Glaciar de Bossons

Hoy al despertar hemos visto que hacía sol y hemos decidido hacer una ruta. Vamos a ir a ver el Glaciar de Bossons.

Preparamos todo, salimos con la furgo y… ¡Pum! ¿Qué narices ha sido eso?

¡No nos lo podemos creer! ¡nos hemos dejado el maletero abierto! ¿En serio?

Y lo peor de todo no es eso. Si visteis la camperización de nuestra furgo, sabéis que para que el maletero se mantuviera abierto con el peso de las bicis, teníamos dos barras metálicas en las barras del portón. ¡Pues se han ido a la mierda! y con ellas… la barra amortiguadora de uno de los lados… No salimos de una y ya estamos en otra, ¿¡cómo se puede ser taaan torpe!?

En fin, nos lo tomamos con un poco de filosofía y no paramos los planes. Nos vamos de ruta.

20170628_112008-01_wm

No sé si alguno de vosotros hace senderismo y si os pasa lo mismo, pero cuando vamos por la montaña… todos los males se pasan. Es una sensación de tranquilidad y bienestar que nos sentimos en otros sitios.

20170628_112958-01_wm

Una vez más, con el tema de fotos, vídeos… tardamos mucho más en llegar a los sitios.

DCIM105GOPRO

Para ver el glaciar hay dos puntos de vista pero, cuando estábamos llegando al segundo, un chico nos dijo que si seguíamos otros 20 minutos hay otro mirados desde que el que se ve el glaciar mucho más cerca.

Así que le hacemos caso. No son 20 minutos, son más y ese tramo es algo más “complicado” pues el camino es menos visible y está muy cuesta arriba, pero conseguimos llegar.

20170628_141221-01_wm

Y chicos… es una pasada. Merece la pena subir.

PicsArt_06-28-10.32.28-01_wm

En cuanto terminamos de hacer fotos y grabar, empezaron a sonar truenos y ¡chaparrón! con granizo incluido. ¡Qué manera de llover!

DCIM105GOPRO

El camino de vuelta se hace largo. Yo llevaba un chubasquero que creía que era mejor y no… iba calada hasta los huesos. Lo pasé mal. Menos mal que Samuel me dejó un rato su chaqueta y entré un poco en calor.

Nada más llegar nos pusimos algo de ropa seca y fuimos a comprar algo de comer, que ya eran más de las seis y no habíamos comido nada desde las 9.

Toca descansar.