Archivo de la etiqueta: vanlife

Encontramos SERPIENTES en CABO DE GATA

 

 

Nunca habíamos estado en Cabo de Gata, y una de las cosas que nos venía a la cabeza era la cantidad de veces que la gente con furgo/caravana había tenido problemas a la hora de encontrar un sitio o incluso la de veces que dicen que les han multado por esa zona.

Lo cierto es que, cuando llegamos a penas había gente por la zona. Estamos en Mayo y todavía hay días de mal tiempo. Pero imagino que en verano aquí no cabe un alma. Es lo bueno de viajar en temporada baja.

Al lado de Cala partía encontramos un lugar en el que aparcar nuestra furgoneta y dormir. Y a escasos metros de la playa. ¡Y solos!

Era tarde, así que no hicimos mucho. Cenar, ver la puesta de sol y descansar.

IMG_7130cielo2 copia

El día siguiente nos lo tomamos de descanso. Dormimos hasta tarde y al despertar nos bajamos a la playa. Digo nos bajamos, porque es una cala y el acceso era un pelín complicado. Pero en unos minutos estábamos abajo.

IMG_7062cielo2 copia

Lo cierto es que aunque haga Sol, no hace calor de verano y el agua está bastante fría así que cuesta meterse. Nos echamos en la arena a jugar al UNO (no entiendo como seguimos juntos después de 4 años jugando a este tipo de juegos que son de discutir siempre jajaja), y a la hora de comer nos subimos a la furgo.

20180503_113557cielo2 copia

IMG_7103 copia

Y por fin sacamos nuestro súper toldo los-cost, la mesa, las sillas… todo un campamento “gipsy” para comer al aire libre. Y si no me equivoco, la primera comida en todo el viaje que hacemos al aire libre en la furgo. Ya sabéis que nosotros somos de andorrear todo el día por ahí y utilizamos poco el campamento.

IMG-20180502-WA0002cielo2 copia

20180502_160320(0)cielo2 copia

Después de comer seguimos con nuestro día de relax cama/serie (Samuel), libro/playa (yo). Y oye, no se está nada mal.

IMG_7094cielo2 copia

Y luego fuimos al pueblo a por provisiones y a seguir viendo series hasta dormir. ¡Día de vagos!

A la mañana siguiente volvimos a la actividad. Quisimos patearnos un poco la zona, ver calas, etc.

IMG_7181cielo2 copia

IMG_7154 copia

El primer camino que tomamos tenía unas vistas muy bonitas, pero llegó un momento en el que ya no había camino y no sabíamos muy bien si se podía continuar. Además, nos apareció una serpiente enorme. ¡Qué miedo!. Me encanta las serpientes, pero no cuando no se si son venenosas o no.

Así que tiramos hacia el lado contrario donde estaba toda la zona de calas. Y llegamos a una, cerca de la cala de las sirenas que nos pareció muy bonita.

IMG_7223 copia

IMG_7206cielo2 copia

Estábamos solos, el agua clara, solecito… se estaba muy a gusto.

IMG_7246cielo2 copia

IMG_7209cielo2 copia

Y a la vuelta, de nuevo relax, cenita y a descansar que Murcia turística nos ha invitado a un blogtrip en Sierra Espuña y tenemos que llegar mañana.

Anuncios

GRANADA: Nos quedamos sin ver la Alhambra

 

Haber cambiado el chip tiene muchas cosas buenas, entre ellas la tranquilidad y el saber disfrutar.

Aunque ello suponga que de vez en cuando te relajes demasiado y no planifiques bien las cosas. Como por ejemplo, comprar la entrada para la Alhambra.

Después de dejar Jaén nos dirigimos a Granada. Quizá, algo tensos ya que nos metemos de nuevo fuera de la naturaleza en la que tan bien nos desenvolvemos. Una ciudad.

Aún así íbamos con muchas ganas de visitar Granada. Samuel ya había estado, pero para mi era la primera vez que iba a conocerla. Y eso que he vivido un año en Andalucía, ¡ya era hora!

Dejamos el coche al lado del polideportivo (que está a un buen rato del centro), pero es gratis y no parece un sitio “peligroso”.

Como os contaba al principio, anoche intentamos comprar una entrada para la ver la Alhambra, pero no había entradas disponibles ¡hasta Julio!. Así que por la mañana nada más llegar a Granada, nos pasamos por allí a ver si, por casualidad, vendieran alguna entrada. Pero lo mismo, agotadas.

Así que nos vamos a recorrer las calles que no tienen desperdicio.

Visitamos la iglesia:

IMG_6750cielo2

IMG_6813cielo2

Tapeamos por el centro (había que probar esas famosas tapas granaínas):

20180429_133923cielo2

Me enamoré perdidamente de la tienda “Medievo”:

IMG_6767cielo2

IMG_6764cielo2

Damos una vuelta por Albaicín y nos subimos hasta el mirador de San Nicolás para ver el atardecer.

Ahí, nos dimos cuenta en seguida de que no íbamos a estar mucho tiempo. Había un montonazo de gente, imposible ver nada y mucho menos echar una foto decente. El perro ladrando, los gitanos cantando, los niños llorando y olé.

Al aceptar que el atardecer no nos importaba tanto como para aguantar un rato tan estresante, bajamos las escaleras con intención de irnos. Pero justo en frente del mirador, había un restaurante. Con terraza. Y una mesa libre. ¡Con vistas a la Alhambra!

¡Joder!, el atardecer en primera línea, con sofá y cocktail incluído. ¿Qué más se puede pedir?

IMG_6919cielo2

20180429_203339cielo2

Queríamos ir a tomar un té, pero no encontrábamos ninguno en el que admitieran perros, y estábamos reventados de tanto andar. Así que nos fuimos a la furgo y de ahí a nuestro furgoperfecto a descansar.

El día siguiente fue incluso más relajante. Dormimos hasta tarde, nos levantamos con la calma, y no hicimos nà!. Además hoy hace peor día, está nublado y se está muuuuy agustito.

IMG_7028cielo2

Por la tarde, sobre las ocho, nos vamos al hotel Macià Real de la Alhambra, que tienen un Spa y baños árabes. Teníamos ganas de algo así para disfrutar los dos, sin cámaras ni estrés.

Los baños tampoco era maravillosos. Y además nos pilló en festivo y había bastante gente. Eso sí, el masaje relajante de 15 minutos… Afuuffff….. pa’ quedarse a vivir (Igualito que el de Marrakech).

Con todo nuestro relax, llevamos la furgo al parking de ayer y dejamos a Pupi durmiendo para aprovechar e irnos a cenar un poco a nuestro aire.

Esta vez optamos por un sitio que nos recomendaron allí: “Los Manueles”. Al principio no teníamos muy claro si nos darían de cenar, pues estaba petado. Pero si entras por la puerta que da al salón directamente, parecía un sitio totalmente distinto. Y nos dieron mesa.

Cenamos Berenjenas con miel (me encantan!), calamares y rabo de toro. La verdad es que cenamos súper bien, estaba todo muy rico. Sabemos que se puede cenar gratis tapeando por ahí, pero teníamos ganas de sentarnos a cenar bien. Y no salió muy caro la verdad. Sitio recomendado.

IMG_6970cielo2 copia

Ahora sí, aprovechamos para hacernos una escapadita a la tetería. Entramos en una llamada “KASBAH”. Se estaba muy a gusto, poca gente ya a esas horas, luces ténues…

Pedimos un , una cachimba y un dulce. Yo probé los famosos piononos, que me estaba resistiendo a probar porque la pinta no me llamaba mucho, pero lo cierto es que están muy ricos. O al menos en ese momento, me supo muy bien.

IMG_7009cielo2

Se acabó nuestro paso por Granada, que a pesar de no haber podido incluir la Alhambra en la visita, hemos disfrutado mucho (sorprendentemente) de la ciudad. Y eso nos obliga a volver para poder verla.

Lugares olvidados: Jaén.

 

Es cierto que todos en algún momento pecamos de ignorantes al dar por hecho cómo es un lugar, una persona, un sabor o una experiencia.

Creo que cada vez que nombramos una comunidad, se nos viene a la cabeza una idea preconcebida que, aunque no tiene que ser la misma para todo el mundo, suele coincidir.

Cuando pienso en el Norte, pienso en verde, en marisco, en surf. Si pienso en la zona del Mediterráneo pienso en Benidorm, zonas masificadas y playas sin olas. Si pienso en el Sur, me viene a la cabeza los chiringuitos, ‘la caló’. Y así, un largo etcétera.

Y es que, una vez más, viajar te hace deshacerte de todos (o casi todos) tus prejuicios y te enseña que siempre hay que darle una oportunidad a lo que no conoces.

Todo esto viene a nuestro paso por Jaén, el cual solo estaba marcado en el mapa debido a que habíamos planeado hacer un vídeo de humor en la piscina de Orcera. Esa gran piscina ya famosa gracias al loco de David Broncano y la divertida letra que compuso Zahara para la misma. De hecho, debería ser declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Teníamos el guión, las ganas y estábamos en Orcera. ¡Pero la piscina estaba cerrada!

Y, ya que estábamos ahí… ¡algo había que hacer!

Y se nos vino a la cabeza la frase de… “Pero en Jaén ¿qué hay? Si en Jaén solo hay olivos”

Y nada más lejos de la realidad. Buscando bien, descubrimos que había zonas que merecían la pena ver y decidimos quedarnos para hacer una ruta al día siguiente.

Aparcamos nuestra furgo en un lugar bastante tranquilo. Sin gente, cerca de un lago y con posibilidad de poner las hamacas. Un tinto de verano, una pasta carbonara y se convirtió en nuestra primera noche de relax desde que iniciamos el viaje. La cosa en Jaén comenzaba bien.

31345248_2338842366133290_1792655053689978880_o

La ruta que escogimos para el día siguiente fue la del nacimiento del río Borosa en Sierra de Cazorla. Una zona totalmente desconocida para nosotros.

sami cazorla

La ruta de principio a fin nos pareció preciosa. En gran parte sin mucha dificultad, ya que (quitando la última parte) era bastante llana. Aunque la ruta es algo larga. Estuvimos unas 10H de ruta (teniendo en cuenta que nosotros vamos grabando).

IMG_6399cielo2

La ruta tenía un montón de pequeñas cascadas y una grande muy bonita. Un desfiladero de madera. Y llegando al final de ruta tenías que meterte en una especie de túnel bastante oscuro y lleno de charcos. Pero fue divertido.

IMG_6657cielo2

IMG_6466cielo2

IMG_6671cielo2

IMG_6611cielo2

El nacimiento del río en sí no es nada espectacular. Pero disfrutamos mucho de la ruta.

IMG_6575cielo2

A la vuelta se puso a llover bastante y tuvimos un pequeño incidente con el drone. Menos mal que al final solo fue una hélice y llevábamos de repuesto.

Llegamos agotados, pero con la alegría de sentir que por fin empezamos a hacer cosas que nos gustan.

IMG_6599cielo2

DE TAPAS POR MADRID

 

Aprovechamos nuestra parada en Madrid para hacer de nuevo una quedada.

Quedamos a las 13H primeramente con unos amigos para irnos de ¡tapitas por Madrid!

Y es que, si se busca bien se puede comer gratis o muy barato. Y os vamos a enseñar nuestros sitios preferidos.

El primer sitio que visitamos es

EL MUSEO DEL JAMÓN

En él puedes tomar una caña pequeña por 0,70€ y un bocadillo de jamón por 1€.

De ahí nos vamos a la sidrería

EL TIGRE

Donde el precio de las consumiciones no es tan barato (entre 2€ y 2,5€) pero la cantidad de comida que te ponen es exagerada. Además si vais muchos os pondrán más cantidad y variedad. Patatas, croquetas, queso, lomo, alitas, etc. La comida no es de gran calidad, pero sales ya comido.

Ya bastante llenos, nos dirigimos a uno de mis sitios preferidos en Madrid

LA PETISQUERIA

Al igual que en el anterior, no se diferencia porque tenga una bebida barata pero la calidad de las tapas es bastante mejor que en El Tigre. Chistorra o carne con patatas fritas, paella, empanada… normalmente en fin de semana tienen mucha más variedad, pero te será complicado moverte pues es un sitio muy pequeño.

De ahí, ya casi sin poder movernos de tanto comer, nos vamos a

LAS BRAVAS

Que aunque no es un sitio para comer barato, no podía faltar en la lista de tapeo. Tienen la salsa brava patentada y es una de las más famosas de Madrid. Puedes pedir una típicas patatas bravas, pero también puedes pedir otras cosas como tortilla de patatas con salsa brava.

Por último, toca ir a comer la comida barata más típica en la Plaza Mayor ¡Un bocadillo de calamares! y lo hacemos en

CASA RUA

Realmente hay muchos bares en la Plaza Mayor donde comprar un bocadillo de calamares y el precio no varia demasiado. Aquí nos cuesta 2,80€.

En esta última parada nos hemos juntado con algunas de las personas que nos siguen en el canal y por primera vez desde que empezamos el viaje ¡llegamos puntuales!

Tomamos una cervecera todos juntos y charlamos durante un par de horas,

Lo cierto es que nos encanta juntarnos con vosotros.

20180422_194521

Aprovechamos el resto del fin de semana para juntarnos con familia y poder continuar nuestra ruta.

Nuestra primera charla: Explorãre 2018 (SGE)

 

Aunque el vídeo de ésta semana tiene menos acción, os prometemos que para nosotros fue toda una aventura.

Poco antes de salir de viaje contactó con nosotros Rodrigo Espinel. Quizá os suene por el documental colaborativo “carretera y manta”

Nos comentó que la Sociedad Geográfica Española estaba organizando un evento en Madrid y les faltaba alguien para dar una charla.

Lo cierto es que, todo lo que nos dijo nos sonaba a chino. ¿Qué es la Sociedad Geográfica Española? Y, ¿en serio van a querer que demos una charla?

Obviamente, le dijimos que sí. Y al poco nos llamó Diego Cortijo (de quien, si no le conocéis, os hablaré en éste post un más tarde), que tampoco nos informó demasiado ya que nos explicó que nos llamaría Javier (uno de los socios fundadores de la SGE) y nos explicaría con más detalle.

Y así fue, al cabo de unos días nos llamó Javier y nos explicó que la SGE estaba organizando un evento llamado Explorãre en el que se darían varias conferencias y talleres. Dentro de los talleres, se darían charlas sobre varias formas de viajar y necesitaban a un ponente para los de “viajes a motor”.

Aunque nos ponía muy nerviosos pensar en hablar delante de gente, obviamente aceptamos.

Pero antes de seguir contando, ¿Qué es la Sociedad Geográfica Española?

Lo cierto es que nosotros no lo habíamos oído nombrar antes, y seguro que muchos de los que estáis leyendo esto tampoco.

Y es que hay todo un mundo en torno a viajar. Muchas veces solo hablamos de las famosas diferencias entre turista y viajero.

Pero es que hay gente que va mucho más allá. Gente que viaja para descubrir, investigar y documentar. Verdaderos exploradores. De esos que solo ves en las películas.

La SGE reúne a muchos de esos exploradores. Y recopila todos esos hallazgos para poder compartirlo con el resto del mundo a través de sus publicaciones, su web, sus eventos, charlas y un largo etc.

Desde éste enlace podéis leer a cerca de la SGE y desde éste enlace podéis haceros socios para poder recibir sus publicaciones y estar informados de todos los eventos que organizan.

El evento:

Ya metidos de nuevo en el post de esta semana: ¡Llega el 21 de Abril! Día de la charla.

Ayer llegamos a Madrid desde Bilbao y hemos dormido unas tres horas de los nervios.

A las 9:00 abren las puertas y primero nos dan una tarjeta con nuestro nombre, el programa y un pack de comida militar con el que probablemente haremos un vídeo.

Antes de que comenzaran las conferencias pudimos hablar con Javier, que nos dio la bienvenida.

También, pudimos conocer a Diego Cortijo que dará también uno de los talleres. La verdad, es que cualquier cosa que os contemos de Diego es poco comparado con lo que podéis descubrir de él. Un explorador que lleva años embarcándose en diferentes aventuras.

Quizá le conozcáis ya por el programa “La búsqueda” de Movistar+ en el que que descubrió una ciudadela Inca en la selva de Perú.

Os prometemos que en cuanto podamos “le raptaremos” para hacerle una entrevista y que podáis saber más de él.

Mientras tanto os dejamos su canal de Youtube y su página web. Seguro que no os dejará indiferentes.

Las ponencias fueron de dos en dos (aunque no juntas) y trataban de abarcar varios aspectos útiles para los viajes/expediciones.

Pudimos escuchar a Quico Balaguer hablando sobre el propósito, la planificación y la difusión de un viaje. A Pío Cabanillas hablando sobre patrocinios. A Javier Galán sobre equipamiento. A María Valencia sobre seguridad y salud. A Pedro Nicolás hablando sobre el Itinerario. A Óscar Santidrián hablando sobre telecomunicación satélite. A Jose Antonio León sobre el equipo de fotografía y vídeo. A Alberto M. Flechoso sobre cómo filmar una aventura o a Fernando G. Sitges hablando de algo tan perdido y bonito como los cuadernos de viaje, una de las conferencias que más nos enamoró.

Viendo las charlas os podréis imagina la cantidad de ideas e información que pudimos sacar de la jornada. De hecho, grabamos poco porque estábamos absolutamente absortos con toda esa información. Y pensando en la suerte que teníamos de que nos hubieran invitado.

Después de más de 5h estiramos un poco las piernas para ir a comer. El menú es bastante original, pues nos dan a probar menú aventurero de la empresa “Masterxtreme” que lleva un sistema de calentamiento sin llama. Lo que quiere decir que llevando esas bolsitas te puedes comer por ejemplo unas costillas con patatas caliente, sin tener que hacer fuego.

Yo os soy sincera, no es una comida que digas “joe qué bueno está esto”, pero como decía Samuel: “Estás por ahí de aventura, en mitad de la selva, montaña… donde sea. Y de repente te sacan un plato caliente de esto… y ¡es gloria!” jaja

Después de la comida, llega la hora de los talleres. Hay cuatro:

  • Uno de ’Trekking en selva y montaña’ que imparten Diego Cortijo y Jose Mijares.
  • Otro de ‘Viajes por desierto y zonas polares’ que imparten Juan Antonio Muñoz y Albert Bosch
  • Otro de ‘viajes en Kayak y bicicleta’ que imparten Carlos R. Villafañe y Cristina Spínola
  • Y por otro de ‘viajes sobre vehículo a motor’ que impartía Gustavo cuervo… y nosotros.

Nos quedamos con las ganas de poder asistir a los otros talleres, sobre todo al de trekking por selva y montaña, porque todos duraban dos horas y era a la misma hora. Así que los asistentes sólo podían asistir a uno de los talleres.

Si nos seguisteis en los Stories de Instagram, ya sabéis que la charla no salió del todo como teníamos pensado. Y es que a Gustavo (que nos habló de sus viajes por todo el mundo en moto) se le fue la hora con la charla y cuando se quiso dar cuenta, había dado casi las dos horas que duraba el taller.

Muchos nos preguntasteis que por qué no dijimos nada, y es que… creemos que no pintaba nada interrumpirle para decir “oye que nos toca a nosotros”. Nos hubiera parecido una falta de educación.

Así que a los diez minutos de empezar nuestra charla, entraron para avisar de que “fuéramos acabando”. Les explicamos lo ocurrido, y nos pidieron que termináramos la charla, pero obviamente la acortamos. Así que nuestra charla fue de unos 15 minutos.

Pero lo cierto es que disfrutamos muchísimo del evento, de conocer a todos esos grande aventureros, de haber descubierto la SGE y en cuanto a la charla… nos ha ayudado a quitarnos ese miedo de “la primera charla”. Así que salimos con una sonrisa enorme del evento.

Y ¡esperamos que haya un Explorare 2019! ¿Te vendrás?

Nos arreglan la furgo ¡en menos de 5h!

 

Despertamos temprano y con una sensación extraña de despertar en otra cama. Pero la verdad es que mola abrir las cremalleras y poder ver el paisaje. O el no tener que montar la cama para empezar a hacer vida.

31699029_2346771425340384_3009576316946087936_o

20180420_111447cielo2

Llamamos a Rafa y nos comenta que la pieza está en camino. Así que iremos más tarde.

Estamos algo nerviosos, pues el sábado por la mañana tenemos que dar una charla en Madrid y no sabemos si la furgo estará lista.

Aprovechamos la mañana y quedamos con Oscar y Oiana para ir a ver la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe (aunque ahora se conoce más como Rocadragón/Dragonstone).

IMG_5964cielo2

Aunque decidimos no subir los más de 200 peldaños y verlo sólo desde arriba. Había bastante gente y hacía mucho calor.

IMG_5939cielo2

Parece increíble que con el invierno tan malo que ha estado haciendo y estando en el norte nos haga dos días de sol y calor como los que estamos teniendo.

Después tiramos hacia el puerto viejo de Algorta a tomar algo y pasear con los perros.

20180419_141523cielo2

Sobre las 13h llegamos al taller y casi no llegamos para ver cómo montan la pieza.

20180419_165106cielo2

20180419_165712cielo2

Rafa nos explica que les acaba de llegar y viajerxs… alrededor de las 17h ya tenían la furgo lista. Nos quedamos alucinando.

Llega el momento de probarla y todo va bien. Así que ¡podemos irnos a Madrid en nuestra furgo!

Y eso que llegamos ayer.

Nos despedimos de la familia de Northkamp y Talleres Faito y nos volvemos al furgoperfecto de la noche anterior.

30073658_2527992460760132_5639245851125001066_o

Mañana pondremos rumbo a Madrid y ¡a continuar con el viaje!

 

VALENCIA: Northkamp salva el viaje

 

Como visteis la semana pasada, nuestro paso por Valencia ha sido una catástrofe.

El mecánico nos dijo que había que arreglar/cambiar la caja de cambios de nuestra furgo y que eso suponía una semana de taller y entre 2000-4000€.  Obviamente para nosotros ha acabado el viaje.

No sabemos muy bien cómo encajar la noticia. Tanto esfuerzo este invierno trabajando en el bar y en el proyecto para que se acabe en una semana.

Estamos con Sergio de “Persiguiendo el viento” que intenta proponernos algunas soluciones, pero que por X motivos no son viables.

Nos da un poco de apuro estar tan desanimados y con esta situación habiendo quedado con él, y además no queremos estar nuestro último día de viaje de morros, así que decidimos pasar un buen día en Valencia.

Nos vamos a visitar la Ciudad de las artes y las ciencias y aprovechamos para grabar una entrevista a Sergio, que ahora mismo tiene un proyecto muy chulo.

valencia_MG_1128cielo2

Está organizando viajes a un montón de destinos y… dentro de poco nos uniremos a una de esas aventuras. Pero, ¡No os cuento más! Podéis estar al día en su web.

Después del paseo, nos vamos a la barraca de “La genuina” a comernos una ¡pedazo de paella!

20180416_132012cielo2

A ver, os soy sincera… me gusta más el “arroz con cosas” jaja pero estaba muy rica. Y la charla en la comida, se convierte en una reunión de trabajo muy productiva, llena de nuevos proyectos e ilusiones.

Y de repente, mientras tomábamos un café recibimos la llamada de Raúl y Sergio de Nothkamp diciéndonos que nos subamos para Bilbao que entre ellos y su taller Talleres Faito se hacen cargo de la reparación. Nos dice que nosotros tenemos que seguir viajando y que mientras esté en su mano buscar una solución, así será.

Os imaginaréis nuestra cara de “no me lo creo”. De hecho, pedimos a Sergio que nos grabe haciendo una recreación de la llamada justo después para que pudierais ver en el vídeo lo que pasó.

Sinceramente, no esperábamos algo así. Conocimos a Raúl y Sergio hace poco, y perfectamente podían haberse lavado las manos y decirnos que “ya colaboraríamos en otro proyecto” y sin embargo nos sorprendieron un montón. Eso sí es creer en un proyecto. Un pasada.

La verdad es que el día está siendo muy bonito y ahora estamos súper emocionados. Aún sin creérnoslo muy bien.

Nos vamos a grabar otro ratito, ésta vez una entrevista que nos hace Sergio. Es muy divertida, os la dejo por aquí.

 

Y para rematar el día nos vamos a la Albufera a ver el atardecer.

No pintaba muy bien, porque había nubes, pero al final vemos una atardecer increíble con tonos naranjas, rosas y azules… Un final de día precioso.

IMG_5717cielo2

Y ya veis que, igual que a veces las cosas se tuercen… otras veces la suerte está de tu parte y te cruza con gente maravillosa en el camino… ¡¡NOS VAMOS A BILBAO!!

Delta del Ebro

Por fin nos alejamos de la gran ciudad para descansar bien, y a la mañana siguiente nos levantamos con el chip cambiado.

De hecho, íbamos a ir por la mañana al centro de Barcelona a grabar y pensamos que, lluvia, perrete, paraguas, cámaras… íbamos a volver al mismo estado de estrés. Así que nos tomamos la mañana de relax y por la tarde nos arreglamos pues teníamos nuestra primera quedada.

Hemos quedado en plaza Catalunya para conocer a algunas de las personas que nos siguen. No teníamos muy claro si iba a ir alguien, y no habíamos hecho quedadas antes, así que íbamos algo nerviosos.

Dejamos el coche en el parking al lado de la estación de tren en “Terrassa Est” y de ahí había parada directa al lugar de la quedada.

IMG_54611cielo2

Como no, llegamos tarde.

Es extraño, porque en el anterior viaje, nos tiramos cuatro meses viajando… pero mucho más a nuestro aire. No quedamos con nadie.

En este viaje tenemos que ir mucho más ceñidos a los horarios y no estamos acostumbrados, ya que en la furgo todo es tres veces más lento. Pero odio llegar tarde.

Al fin llegamos. No veíamos a nadie y encima estaba lleno de gente, pero de pronto empezaron a aparecer. ¡Qué vergüenza!

Al final vinieron nueve y nos fuimos a tomar una cerveza a una terracita. Lo pasamos muy bien de charla y risas.

20180413_193926cielo2

Después de un par de horas nos cogimos un taxi para no llegar también a la cena.

Hemos quedado en el restaurante “EntreDogs”, un sitio súper chulo en el que podéis llevar a vuestros perritos. Hay enganches bajo los asientos para las correas, bolsas para recoger sus necesidades, les dan algunos premios y hacen un montón de talleres relacionados con los animales.

Y, ¿con quién hemos quedado?

Pues con parte de nuestro grupito de Furgopirados: Manel y Maeva de Viajando nuestra vida, y con Bea y Pablo de Verde por dentro.

20180413_232756cielo2

Fue una cena genial. Por primera vez en mucho tiempo nos sentimos bastante comprendidos, identificados y pudiendo mantener una conversación interesante. Nos reímos mucho y nos quedamos con las ganas de quedarnos más tiempo. Pero tenemos que marcharnos.

Maeva y Manel nos acercan con el coche hasta donde lo tenemos aparcado y de ahí nos vamos al mismo sitio de ayer para dormir.

Al día siguiente nos despertamos con la intención de ir a ver el Delta del Ebro. Está diluviando, pero como quedan dos horas de camino tenemos la esperanza de que despeje un poco. Y así fue.

delta ebro

El sitio nos gustó mucho. Estuvimos grabando, jugando con Pupi e incluso… ¡conduce la furgo! Samuel no es consciente de lo que hizo jaja.

20180414_175802cielo2

Nos quedamos hasta el atardecer, cerca de las salinas donde había algunos flamencos y patos muy graciosos.

IMG_55588cielo2

Y después… marchamos. Nos toca cambiar de comunidad. Pero eso os lo contamos la semana que viene.

 

NORDKAPP

¡Lo hemos conseguido!

Así es, después de tantos baches en el camino, y a pesar de haber tenido que acortar nuestro itinerario… ¡Lo hemos hecho! ¡Hemos llegado a Cabo norte!

Habíamos leído que el parking cuesta como unos 50€, pero al llegar allí (sobre las 19h) no había nadie en la ventanilla. Así que pasamos sin más.

IMG_7625-01_wm

Hemos pasado en Cabo Norte un total de dos días.

Había muchas caravanas y furgonetas, pero lo esperábamos más concurrido.

Hicimos algunas fotos, y grabamos algunas cosas. ¡Qué bonito atardecer!

 

Aquí hace mucho frío, así que nos metimos pronto en la furgo a cenar y ver algo.

Por la noche nos dio por salir fuera y para nuestra sorpresa… vimos el cielo más bonito que hemos visto. O al menos el más impresionante.

Imaginad por un momento: Casi las 2 de la madrugada. A un lado, un cielo de atardecer (pues nunca desaparece totalmente la luz del atardecer). Es decir, un horizonte con tonos amarillos, naranjas y rojos… y un cielo azul claro.

IMG_7644-01_wm

Al otro lado, un cielo negro y una luna gigante. La más grande que hemos visto. Con una luz inmensa.

 

 

Y al mirar hacia arriba… Auroras…

Imaginad nuestra cara. ¡Eso era impresionante! Toda esa luz que parece que te llueve encima, en tonos verdes y morados. Enamorados nos quedamos.

Al rato las auroras desaparecieron y no volvieron.

Samuel decidió quedarse despierto para poder grabar el amanecer. Y así hizo.

IMG_7654-01_wm

El martes descansamos un poco, y por la tarde hicimos un directo desde Cabo Norte en Youtube. La verdad chicos, nos divertimos un montón y nos hizo mucha ilusión que estuvierais allí.

Pasamos el resto de la tarde y la noche contestando comentarios, haciendo el sorteo de algunas postales y escribiéndolas para poder enviarlas al día siguiente, pues ya marchamos. Nos dieron casi las 3 de la mañana.

20170904_194219-01_wm

A la mañana siguiente, tocaba despedirse. Pero antes nos dimos una vuelta por el centro que hay allí.

Hay un cine, donde cada 45 minutos proyectan una película de 15 minutos sobre Noruega. Las imágenes son muy bonitas.

20170906_131349_wm

También paseamos por una especie de museo que hay y compramos algunos regalos en la tienda de souvenirs.

 

Quisimos hacer algunas fotos también, pero hoy había muchos autobuses y turistas.

20170906_125857_wm

Al salir del parking, vimos que hoy sí había alguien en ventanilla. Pero no hay nadie para cobrarte al salir así que, no sabemos si fue suerte… ¡Pero no pagamos nada!

Estamos muy tristes por tener que marcharnos ya, pero muy contentos por haber llegado hasta aquí.

20170904_191852-01_wm

 

LOFOTEN

Tenemos que deciros chicos, que Lofoten es… ¡una maravilla!

Si venís a Noruega es un lugar para no perderse, y a ser posible… para pasar varios días.

Si Noruega es bonito, Lofoten lo es mucho más. Con sus montañas picudas, islitas, pueblos pesqueros…

Nosotros pasamos casi cinco días y se nos quedó muy corto.

Nuestro primer día, lo pasamos en Reine, uno de los sitios  (a mi parecer), más bonitos.

A pesar de que estábamos bastante cansados del ferry de ayer, decidimos aprovechar el día e hicimos la ruta de ‘Reinebringen‘.

No es muy larga, pero es bastante inclinada. Además tuvimos la mala suerte de que hacía un viento muy, muy fuerte (nos teníamos que agachar para no caernos) y que estaba todo lleno de barro. Yo acabé de barro hasta arriba.

20170829_173303_wm

Aún así, merece la pena. Las vistas desde lo alto son realmente impresionantes.

20170829_151509-01_wm

20170829_151249-01_wm

Día 1 superado. ¡y con nota!

IMG_20170830_162954
Foto de: Chris Michel

 

                                                                                   

El resto de días lo dedicamos a ver varios pueblos: Nusfjord, Haukland, Unstand

20170901_153655-01_wm

20170831_183846-01_wm

20170831_183451-01_wm

20170831_183125-01_wm

¡Todos preciosos!

En uno de ellos, conocimos a David, un malagueño que lleva ocho años viviendo en Noruega, y nos dijo que desde hace tres días ya se están viendo auroras boreales. ¿¿¡¡Qué!!?? ¿¡En serio!?

Nosotros pensábamos que nos las pillaríamos en este viaje, ni siquiera lo miramos, pues suponíamos que eran en invierno. ¡Menuda sorpresa!

Esa noche, quedamos con él para intentar verlas. Estaba nublado.

Aún así, pasamos un buen rato de charla.

                                                                                 …

No nos rendimos, y nuestra última noche lo volvimos a intentar.

El cielo sigue nublado así que sobre las 12 de la noche, que es cuando se supone que se verían, fuimos con la furgo a ver si encontrábamos algún claro.

Y lo hicimos. Un pedacito de cielo sin nubes, solo para nosotros.

Y nada más llegar… ¡El cielo se empezó a pintar de verde!

Grité y lloré de la emoción, nunca había visto algo tan bonito. ¡Es mágico!

Samuel y yo mirábamos al cielo emocionados, mientras intentábamos sacar alguna foto. Qué noche tan bonita.

IMG_7498cielo_wm

Y toca moverse,  con este buen recuerdo, abandonamos las islas de Lofoten para dirigirnos a nuestro último punto en el camino: Cabo Norte