Archivo de la etiqueta: viajar con perro

El Torcal de Antequera y Ferrata de El Chorro

Comenzamos el día en el Torcal de Antequera, en Málaga.

Nos levantamos sin prisas y disfrutando de la mañana. Además, yo me he levantado algo acatarrada y no estoy para mucho trote.

Aún así, por la tarde decidimos ir a dar un paseo por el Torcal y nos pareció precioso.

IMG_8371 copia

Estuvimos menos de dos horas y tenemos claro que volveremos a hacer un ruta. Las formas y colores son increíbles.

20180515_203630cielo2 copia

IMG_8358cielo2 copia

Volvimos antes de que anocheciera y pasamos la noche en el parking de “El chorro” ya que mañana Samuel quiere hacer una Ferrata.

Por la mañana Samuel se fue temprano. Yo me quedé descansando, creo que tengo un poco de fiebre por el catarro (y aunque estuviera bien, ya sabéis que no hago ferratas).

No es una Vía Ferrata muy larga. Son aproximadamente 3 horas, unos 650m de recorrido y unos 250m de desnivel.

Tiene un puente Tibetano, un puente Nepalí y una tirolina.

Samuel dice que la tirolina le impresionó bastante ya que una había hecho una tirolina yendo solo.

Pero la disfrutó mucho. La verdad es que disfruta como un enano colgado en la montaña.

Como también disfruta yendo solo, siempre suele salir antes de algún grupo por si acaso le ocurriera algo por el camino, y además cada uno llevamos un walkie para comunicarnos.

A su vuelta, nos fuimos a pasar el resto de la tarde y la noche en el pantano de Ardales, que nos pareció muy tranquilo y bonito.

DCIM106GOPRO

Mañana tenemos la intención de hacer “El caminito del rey”.

En un principio creímos que no íbamos a poder conseguir entrar, pues no había entradas disponibles hasta verano. Pero cuando Samuel volvía de la ferrata alguien le comentó que a las 9 de la mañana ponían a la venta algunas entradas.

Así que vamos a optar por eso de madrugar mucho y ponernos a la cola para poder hacerlo. Saldremos sobre las 7 de la mañana y nos tocará esperar casi dos horas. ¡Yuuhuuu!

Esperemos que al menos consigamos las entradas.

Anuncios

GRANADA: Nos quedamos sin ver la Alhambra

 

Haber cambiado el chip tiene muchas cosas buenas, entre ellas la tranquilidad y el saber disfrutar.

Aunque ello suponga que de vez en cuando te relajes demasiado y no planifiques bien las cosas. Como por ejemplo, comprar la entrada para la Alhambra.

Después de dejar Jaén nos dirigimos a Granada. Quizá, algo tensos ya que nos metemos de nuevo fuera de la naturaleza en la que tan bien nos desenvolvemos. Una ciudad.

Aún así íbamos con muchas ganas de visitar Granada. Samuel ya había estado, pero para mi era la primera vez que iba a conocerla. Y eso que he vivido un año en Andalucía, ¡ya era hora!

Dejamos el coche al lado del polideportivo (que está a un buen rato del centro), pero es gratis y no parece un sitio “peligroso”.

Como os contaba al principio, anoche intentamos comprar una entrada para la ver la Alhambra, pero no había entradas disponibles ¡hasta Julio!. Así que por la mañana nada más llegar a Granada, nos pasamos por allí a ver si, por casualidad, vendieran alguna entrada. Pero lo mismo, agotadas.

Así que nos vamos a recorrer las calles que no tienen desperdicio.

Visitamos la iglesia:

IMG_6750cielo2

IMG_6813cielo2

Tapeamos por el centro (había que probar esas famosas tapas granaínas):

20180429_133923cielo2

Me enamoré perdidamente de la tienda “Medievo”:

IMG_6767cielo2

IMG_6764cielo2

Damos una vuelta por Albaicín y nos subimos hasta el mirador de San Nicolás para ver el atardecer.

Ahí, nos dimos cuenta en seguida de que no íbamos a estar mucho tiempo. Había un montonazo de gente, imposible ver nada y mucho menos echar una foto decente. El perro ladrando, los gitanos cantando, los niños llorando y olé.

Al aceptar que el atardecer no nos importaba tanto como para aguantar un rato tan estresante, bajamos las escaleras con intención de irnos. Pero justo en frente del mirador, había un restaurante. Con terraza. Y una mesa libre. ¡Con vistas a la Alhambra!

¡Joder!, el atardecer en primera línea, con sofá y cocktail incluído. ¿Qué más se puede pedir?

IMG_6919cielo2

20180429_203339cielo2

Queríamos ir a tomar un té, pero no encontrábamos ninguno en el que admitieran perros, y estábamos reventados de tanto andar. Así que nos fuimos a la furgo y de ahí a nuestro furgoperfecto a descansar.

El día siguiente fue incluso más relajante. Dormimos hasta tarde, nos levantamos con la calma, y no hicimos nà!. Además hoy hace peor día, está nublado y se está muuuuy agustito.

IMG_7028cielo2

Por la tarde, sobre las ocho, nos vamos al hotel Macià Real de la Alhambra, que tienen un Spa y baños árabes. Teníamos ganas de algo así para disfrutar los dos, sin cámaras ni estrés.

Los baños tampoco era maravillosos. Y además nos pilló en festivo y había bastante gente. Eso sí, el masaje relajante de 15 minutos… Afuuffff….. pa’ quedarse a vivir (Igualito que el de Marrakech).

Con todo nuestro relax, llevamos la furgo al parking de ayer y dejamos a Pupi durmiendo para aprovechar e irnos a cenar un poco a nuestro aire.

Esta vez optamos por un sitio que nos recomendaron allí: “Los Manueles”. Al principio no teníamos muy claro si nos darían de cenar, pues estaba petado. Pero si entras por la puerta que da al salón directamente, parecía un sitio totalmente distinto. Y nos dieron mesa.

Cenamos Berenjenas con miel (me encantan!), calamares y rabo de toro. La verdad es que cenamos súper bien, estaba todo muy rico. Sabemos que se puede cenar gratis tapeando por ahí, pero teníamos ganas de sentarnos a cenar bien. Y no salió muy caro la verdad. Sitio recomendado.

IMG_6970cielo2 copia

Ahora sí, aprovechamos para hacernos una escapadita a la tetería. Entramos en una llamada “KASBAH”. Se estaba muy a gusto, poca gente ya a esas horas, luces ténues…

Pedimos un , una cachimba y un dulce. Yo probé los famosos piononos, que me estaba resistiendo a probar porque la pinta no me llamaba mucho, pero lo cierto es que están muy ricos. O al menos en ese momento, me supo muy bien.

IMG_7009cielo2

Se acabó nuestro paso por Granada, que a pesar de no haber podido incluir la Alhambra en la visita, hemos disfrutado mucho (sorprendentemente) de la ciudad. Y eso nos obliga a volver para poder verla.

Lugares olvidados: Jaén.

 

Es cierto que todos en algún momento pecamos de ignorantes al dar por hecho cómo es un lugar, una persona, un sabor o una experiencia.

Creo que cada vez que nombramos una comunidad, se nos viene a la cabeza una idea preconcebida que, aunque no tiene que ser la misma para todo el mundo, suele coincidir.

Cuando pienso en el Norte, pienso en verde, en marisco, en surf. Si pienso en la zona del Mediterráneo pienso en Benidorm, zonas masificadas y playas sin olas. Si pienso en el Sur, me viene a la cabeza los chiringuitos, ‘la caló’. Y así, un largo etcétera.

Y es que, una vez más, viajar te hace deshacerte de todos (o casi todos) tus prejuicios y te enseña que siempre hay que darle una oportunidad a lo que no conoces.

Todo esto viene a nuestro paso por Jaén, el cual solo estaba marcado en el mapa debido a que habíamos planeado hacer un vídeo de humor en la piscina de Orcera. Esa gran piscina ya famosa gracias al loco de David Broncano y la divertida letra que compuso Zahara para la misma. De hecho, debería ser declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Teníamos el guión, las ganas y estábamos en Orcera. ¡Pero la piscina estaba cerrada!

Y, ya que estábamos ahí… ¡algo había que hacer!

Y se nos vino a la cabeza la frase de… “Pero en Jaén ¿qué hay? Si en Jaén solo hay olivos”

Y nada más lejos de la realidad. Buscando bien, descubrimos que había zonas que merecían la pena ver y decidimos quedarnos para hacer una ruta al día siguiente.

Aparcamos nuestra furgo en un lugar bastante tranquilo. Sin gente, cerca de un lago y con posibilidad de poner las hamacas. Un tinto de verano, una pasta carbonara y se convirtió en nuestra primera noche de relax desde que iniciamos el viaje. La cosa en Jaén comenzaba bien.

31345248_2338842366133290_1792655053689978880_o

La ruta que escogimos para el día siguiente fue la del nacimiento del río Borosa en Sierra de Cazorla. Una zona totalmente desconocida para nosotros.

sami cazorla

La ruta de principio a fin nos pareció preciosa. En gran parte sin mucha dificultad, ya que (quitando la última parte) era bastante llana. Aunque la ruta es algo larga. Estuvimos unas 10H de ruta (teniendo en cuenta que nosotros vamos grabando).

IMG_6399cielo2

La ruta tenía un montón de pequeñas cascadas y una grande muy bonita. Un desfiladero de madera. Y llegando al final de ruta tenías que meterte en una especie de túnel bastante oscuro y lleno de charcos. Pero fue divertido.

IMG_6657cielo2

IMG_6466cielo2

IMG_6671cielo2

IMG_6611cielo2

El nacimiento del río en sí no es nada espectacular. Pero disfrutamos mucho de la ruta.

IMG_6575cielo2

A la vuelta se puso a llover bastante y tuvimos un pequeño incidente con el drone. Menos mal que al final solo fue una hélice y llevábamos de repuesto.

Llegamos agotados, pero con la alegría de sentir que por fin empezamos a hacer cosas que nos gustan.

IMG_6599cielo2

Nos arreglan la furgo ¡en menos de 5h!

 

Despertamos temprano y con una sensación extraña de despertar en otra cama. Pero la verdad es que mola abrir las cremalleras y poder ver el paisaje. O el no tener que montar la cama para empezar a hacer vida.

31699029_2346771425340384_3009576316946087936_o

20180420_111447cielo2

Llamamos a Rafa y nos comenta que la pieza está en camino. Así que iremos más tarde.

Estamos algo nerviosos, pues el sábado por la mañana tenemos que dar una charla en Madrid y no sabemos si la furgo estará lista.

Aprovechamos la mañana y quedamos con Oscar y Oiana para ir a ver la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe (aunque ahora se conoce más como Rocadragón/Dragonstone).

IMG_5964cielo2

Aunque decidimos no subir los más de 200 peldaños y verlo sólo desde arriba. Había bastante gente y hacía mucho calor.

IMG_5939cielo2

Parece increíble que con el invierno tan malo que ha estado haciendo y estando en el norte nos haga dos días de sol y calor como los que estamos teniendo.

Después tiramos hacia el puerto viejo de Algorta a tomar algo y pasear con los perros.

20180419_141523cielo2

Sobre las 13h llegamos al taller y casi no llegamos para ver cómo montan la pieza.

20180419_165106cielo2

20180419_165712cielo2

Rafa nos explica que les acaba de llegar y viajerxs… alrededor de las 17h ya tenían la furgo lista. Nos quedamos alucinando.

Llega el momento de probarla y todo va bien. Así que ¡podemos irnos a Madrid en nuestra furgo!

Y eso que llegamos ayer.

Nos despedimos de la familia de Northkamp y Talleres Faito y nos volvemos al furgoperfecto de la noche anterior.

30073658_2527992460760132_5639245851125001066_o

Mañana pondremos rumbo a Madrid y ¡a continuar con el viaje!

 

VALENCIA: Northkamp salva el viaje

 

Como visteis la semana pasada, nuestro paso por Valencia ha sido una catástrofe.

El mecánico nos dijo que había que arreglar/cambiar la caja de cambios de nuestra furgo y que eso suponía una semana de taller y entre 2000-4000€.  Obviamente para nosotros ha acabado el viaje.

No sabemos muy bien cómo encajar la noticia. Tanto esfuerzo este invierno trabajando en el bar y en el proyecto para que se acabe en una semana.

Estamos con Sergio de “Persiguiendo el viento” que intenta proponernos algunas soluciones, pero que por X motivos no son viables.

Nos da un poco de apuro estar tan desanimados y con esta situación habiendo quedado con él, y además no queremos estar nuestro último día de viaje de morros, así que decidimos pasar un buen día en Valencia.

Nos vamos a visitar la Ciudad de las artes y las ciencias y aprovechamos para grabar una entrevista a Sergio, que ahora mismo tiene un proyecto muy chulo.

valencia_MG_1128cielo2

Está organizando viajes a un montón de destinos y… dentro de poco nos uniremos a una de esas aventuras. Pero, ¡No os cuento más! Podéis estar al día en su web.

Después del paseo, nos vamos a la barraca de “La genuina” a comernos una ¡pedazo de paella!

20180416_132012cielo2

A ver, os soy sincera… me gusta más el “arroz con cosas” jaja pero estaba muy rica. Y la charla en la comida, se convierte en una reunión de trabajo muy productiva, llena de nuevos proyectos e ilusiones.

Y de repente, mientras tomábamos un café recibimos la llamada de Raúl y Sergio de Nothkamp diciéndonos que nos subamos para Bilbao que entre ellos y su taller Talleres Faito se hacen cargo de la reparación. Nos dice que nosotros tenemos que seguir viajando y que mientras esté en su mano buscar una solución, así será.

Os imaginaréis nuestra cara de “no me lo creo”. De hecho, pedimos a Sergio que nos grabe haciendo una recreación de la llamada justo después para que pudierais ver en el vídeo lo que pasó.

Sinceramente, no esperábamos algo así. Conocimos a Raúl y Sergio hace poco, y perfectamente podían haberse lavado las manos y decirnos que “ya colaboraríamos en otro proyecto” y sin embargo nos sorprendieron un montón. Eso sí es creer en un proyecto. Un pasada.

La verdad es que el día está siendo muy bonito y ahora estamos súper emocionados. Aún sin creérnoslo muy bien.

Nos vamos a grabar otro ratito, ésta vez una entrevista que nos hace Sergio. Es muy divertida, os la dejo por aquí.

 

Y para rematar el día nos vamos a la Albufera a ver el atardecer.

No pintaba muy bien, porque había nubes, pero al final vemos una atardecer increíble con tonos naranjas, rosas y azules… Un final de día precioso.

IMG_5717cielo2

Y ya veis que, igual que a veces las cosas se tuercen… otras veces la suerte está de tu parte y te cruza con gente maravillosa en el camino… ¡¡NOS VAMOS A BILBAO!!

Nos ha mirado un tuerto: Pinchamos una rueda

Esta mañana recogemos todo y nos preparamos para hacer la penúltima parada en Suiza.

Vamos a ir a St. Galo o St. Gallen a ver una biblioteca antigua súper bonita que me recomendó un amigo.

Pero, llegando ya al lugar… nos pasa una furgoneta por al lado avisándonos de algo.

Nos paramos y la rueda estaba deshinchada. La inflamos con un compresor, pero nada… está pinchada.

20170724_172028-01_wm

¡Madre mía! no salimos de una, y ya estamos metidos en otra.

Estamos al lado de una zona industrial en la que pensamos que seguramente habrá mecánico, así que intentamos llegar yendo muuuy despacio. Pero nada, a los pocos metros la rueda está hecha mierda.

20170724_175334-01_wm

No queda más remedio que llamar al seguro y ver con qué nos salen esta vez.

Para nuestra sorpresa no nos ponen problemas, nos indican que nos enviarán una grúa en cosa de una hora.

Esperamos y efectivamente, al rato aparece la grúa. El hombre no tiene ni idea de hablar inglés, por lo que tengo que hablar con una chica por teléfono para que nos de una solución.

El taller está cerrado, por lo que nos dicen que nos ponen un hotel y que nos cubre hasta 60€ por persona y taxi que nos lleve. Eso sí, nos dicen que tenemos que pagarlo nosotros y luego enviar la factura para que nos lo devuelvan. Nos dicen que van a buscar hotel.

Pinchamos sobre las seis de la tarde.

Son más de las once de la noche y aún seguimos esperando a que nos den solución.

Al fin, nos llama una chica que nos dice que hay uno cerca y que admiten perros. 

Nos envían un taxi y llegamos casi a las doce. Poco vamos a disfrutar el hotel, me parece a mi.

20170724_224433-01_wm

El hotel se llama One66 y la verdad es que la habitación está muy bien.

Da gusto darse una ducha de agua caliente durante el tiempo que quieras y no tener que abrir la cama.

20170724_232632-01_wm

La verdad es que estuvimos bastante a gusto.

Tema luna, solucionado.

Hoy nos hemos pasado el día intentando arreglar el tema de la luna.

Lo rápido que se hace las cosas cuando tiene buenas herramientas… ¡y lo lento que se va cuando no!

Nos hemos tirado buena parte de la mañana serrando la placa con la forma de la luna.

20170722_120548-01_wm

Luego lo hemos puesto con silicona negra. Tarda bastante en secar algo, así que le hemos puesto unas piedras para hacer peso y hemos visto alguna peli.

Una vez que ha secado un poco lo hemos cubierto todo con cinta americana negra y ¡Voilà!

20170725_160828-01_wm

Hemos terminado justo a tiempo para refugiarnos, porque ha empezado a hacer viendo y a llover una barbaridad.

20170721_193023-01_wm

Por la noche, había decenas de relámpagos y truenos. Nos dio un poco de miedo la verdad.

20170722_215918-01_wm

TRÜMMELBACHFÄLLE

Seguimos con nuestro plan, pues hasta mañana no hay que ir a cambiar la luna.

Vamos a ir a ver las cataratas subterráneas más grandes de Europa.  Se encuentran a unos 3km de Lauterbrunnen, en el valle de Trümelbach, también conocido como el ‘valle de las 72 cascadas‘.

20170719_151009-01_wm

Las que vamos a visitar tiene el mismo nombre,  Trümelbach y se forman por el deshielo del Junfrao, Monch y Eiger.

Hay un total de 10 cascadas, que empiezan a casi 140 metros de altura y de las que caen unos 200.000 litros de agua por segundo.

La entrada cuesta 11 Francos.

Para empezar el recorrido te suben a una especie de ‘ascensor cremallera‘ que tarda un par de minutos en llegar, y te deja a la altura de la cascada número 6.

20170719_163739-01_wm

20170719_155542-01_wm

20170719_155105-01_wm

Hay que subir escaleras (¡cuidado, la piedra mojada resbala!) para llegar a las otras. Y luego seguir bajando para ver el resto.

20170719_155602-01_wm

2017-07-19-22-34-18-800-01_wm

Nos gustaron mucho.

Hoy seguía diluviando, así que al salir nos fuimos a la furgo a ver una peli.

 

Luna trasera rota y problemas con La Mutua

Así es viajeros…

Para los que nos habéis estado siguiendo en Instagram ya conocéis bien la historia, pero para los que no… ¡os contamos!

Llegamos a Lauterbrunnen algo tarde. Aún era de día, pero estaba diluviando y la luz era bastante escasa.

Como no encontrábamos donde aparcar (el pueblo es básicamente una carretera, con casas, campos, o campings a los lados), nos alejamos un poco y encontramos un metidito en el que se podía dormir bien.

Nos quisimos meter un poco más para que no se nos viera mucho desde la carretera (había un sitio perfecto), pero entre la poca luz, la lluvia y que no tenemos bien cogidas aún las medidas del portabicis… ¡Pum! Nos comimos un árbol

20170802_123427_wm20170719_141935-01_wm

¡Menudo disgusto! ¡Otra vez igual!

Llevábamos como diez días sin que nos pasara nada, pero era demasiado bueno para ser cierto.

Lo primero que hacemos es contactar con el seguro (La Mutua) y nos dicen que, aún teniendo seguro de lunas a parte de nuestro seguro de coche, no nos cubre daños propios en el extranjero. Anota el parte y nos da un email para que, cuando volvamos a España, enviemos la factura y valoren si nos devuelven el dinero o no. En caso de que nos devuelvan, lo harán solo del importe que hubiera costado en España. ¡Genial!¡Qué gran ayuda!

Lo más gracioso es que antes de irnos de viaje llamamos para indicar que salíamos al extranjero y eso no se nos mencionó en ningún momento.

Y sí, estará ‘el típico’ que diga: “Ya, pero lo firmasteis en el contrato”.

Creo que no está de más por parte del agente, dar ese tipo de información al cliente cuando hace este tipo de llamadas. Y más cuando el seguro se ha firmado hace tantos años. Obviamente, cambiaremos de seguro cuando volvamos.

En fin, visto que por parte del seguro no tendremos ninguna ayuda, buscamos algún sitio donde podamos cambiar la luna.

Lo primero que hacemos es intentar contactar con Enzo, nuestro mecánico en Montreux, pues estamos solo a una hora y media de allí. No conseguimos dar con él, pero nos llama Carmine, la otra persona que estuvo con nosotros allí.

Nos dice que Enzo está fuera dos semanas, y que él puede intentar traernos algo del desguace y entre los tres intentar cambiarlo. Pero nos dice que claro, que no sabe si sabrá cambiar la luna y que es mejor cambiar el portón trasero entero, pues según Enzo sale prácticamente por el mismo precio que solo la luna.

Pero claro, ¿en el desguace van a tener una justamente de color amarillo?

Le agradecemos a Carmine su llamada y seguimos la búsqueda a ver qué más opciones tenemos.

Llamamos a un ‘Carglass‘ que hay en Luzerna (nuestro próximo destino) y nos dice que cambiar la luna son ¡¡1000 Francos!! (algo más de 900€)… ¡qué barbaridad!

El hombre (que habla en inglés como puede), me indica que también existe la posibilidad de poner una luna de ‘flexi‘ que es de una material menos fuerte y que ya en España lo cambiemos. Esta opción nos sale por 200 Francos, que nos parece una opción más factible. Nos da cita para pasado mañana a las 15:30H.

Así que hoy toca intentar animarnos un poco. La parte buena es que al tener el vinilo para oscurecer la luna no se ha caído entero.

Y mañana iremos a ver unas cascadas que hay aquí al lado.

 

GRIMSEL PASS Y BRIENZ – INTERLAKEN

Nos hemos puesto rumbo Interlaken y ¡cómo hemos disfrutado del trayecto chicos!

Suiza tiene unas carreteras preciosas. Nosotros hemos pasado concrétamente por la Grimsel Pass. No se cuanto dura el trayecto, pero habremos tardado como el triple porque no podíamos dejar de parar a echar fotos y grabar… ¡qué preciosidad!

20170715_185211-01_wm20170715_191837-01

Curvas y más curvas, montañas… además hoy estaba muy nublado y daba la impresión de que casi podíamos tocar las nubes… ¡Nos ha encantado! Eso sí, ¡qué frío!. Estábamos a unos 7ºC.

Llegando ya a Brienz el tiempo mejoró un poquito, aunque sólo en temperatura.

una vez más… todo lo que sea dormir en caravana, furgo, etc… está prohibido por aquí.

Nos encontramos en Brienz, cerca de Interlaken. Hay un lago enorme y precioso, pero no se puede dormir por la zona.

Así que nos ponemos a buscar. Subimos por una carreterita colina arriba durante un buen rato. Ningún lugar nos parece bien, hasta que al final nos decidimos por uno.

Andábamos algo cagados, porque unos minutos antes habíamos visto un felino bastante grande. No sabemos que era, pero era grande.

Hemos pasado dos días por la zona. Uno de ellos descansando y trabajando, pues se pasó el día lloviendo.

20170718_125708-01_wm

Y el otro con el paddle. En teoría iba a hacer solazo y unos 30ºC, pero creo que a alguien se le pasó activar el ‘modo verano’.

20170718_134954-01_wm

PicsArt_07-18-02.40.12-01_wm

Aún así sacamos la tabla de paddle y nos dimos una vuelta, pero no tardamos en irnos, pues hacía viento, frío y se puso a llover.

Nos ponemos rumbo Lauterbrunnen.